UGT desmiente que ningún afiliado haya impartido cursos de preparación para las oposiciones de la USAL

Foto: Sara Bayón

Ante la oleada de comentarios y quejas de los opositores, el sindicato señala además que las "cuatro preguntas que algunos dicen que no estaban en el temario sí lo están y éste se ha consensuado entre todos los sindicatos y la Universidad de Salamanca".

La polémica surgida en torno a las oposiciones de Auxiliar Administrativo a la Universidad de Salamanca (USAL) no se detiene. En esta ocasión, ha sido el sindicato UGT en Salamanca el que ha salido a la palestra para denunciar que es "completamente falso que un afiliado a la organización impartiese un curso de preparación para esta prueba".

 

Al menos eso es lo que ha afirmado el propio secretario provincial de UGT, José Luis Rivas, quien ha señalado además que uno de los miembros del Tribunal, José Matías Sánchez, "no pertenece a la estructura de UGT ni es jefe de ninguna de las secciones. Desconozco si es afiliado o no, pero aunque lo fuera es algo irrelevante. A lo mejor algún otro miembro forma partido de un partido u otra organización, no lo sé, y tampoco pasaría nada", asegura.

 

Asimismo, Rivas no dudó en sentenciar que las quejas por las preguntas que algunos opositores dicen que no estaba en el temario son "falsas; el temario estaba consensuado por todos los sindicatos y la Universidad de Salamanca y todas las preguntas del examen estaban en el temario. Cualquier otra cosa es falsa", reitera.

 

Por último, el secretario provincial de UGT explicó el procedimiento del sindicato con las academias y sus afiliados. "Lo que hace UGT es llegar a un acuerdo con una academia para que se publicite en su guía de servicio y así tener ventajas para los afiliados. De este modo, ellos obtienen descuentos mensuales y en la matrícula para preparar las oposiciones", indicó.

 

"Y el curso lo lleva impartiendo muchos años un abogado que nada tiene que ver con UGT", sentenció.

 

RECTIFICACIÓN

 

No en vano, acto seguido, el secretario provincial de UGT rectificó su información y aseguró que, tras "hablar con más afectados e investigar sobre el tema, es cierto que diez o más preguntas son erróneas porque no se correponden con el temario pero eso es solo responsabilidad de los que han redactado las preguntas, ya sea el Tribunal o la Universidad", sentenció.