UCCL llama a la Junta a negociar las formas de saneamiento ganadero y advierte de que se acabó el "ordeno y mando"

El coordinador de UCCL muestra la sentencia sobre saneamiento ganadero

Los responsables de la Unión de Campesinos en Castilla y León (UCCL) han llamado a la Junta a negociar las formas y métodos de saneamiento ganadero y ha advertido a la Administración regional de que se acabó el "cachondeo del ordeno y mando".

Tras acusar a la Junta de Castilla y León de actuar como la Inquisición en materia de saneamiento ganadero y de "llevar a la hoguera" a los "culpables" sin derecho a comprobar esos supuestos casos positivos, los integrantes de UCCL han insistido en que "se pueden y se deben" negociar esos programas de saneamiento desde el convencimiento de que se está destinando mucho dinero público para erradicar unas enfermedades endémicas que "no van a desaparecer nunca", máxime cuando comparten pastos con cabañas salvajes.

"Hay que reconocer errores y tiene que haber un antes y un después a esa sentencia", ha insistido González Palacín, quien ha apelado a la presión y a la posibilidad de salir a la calle si no hay un cambio en la "obsesión" de la Junta por erradicar las enfermedades de la cabaña ganadera cuando, "con una mejor gestión se hacen mejor las cosas", a lo que ha sumado la importancia de la vacunación.

Los integrantes de UCCL han destacado la importancia de esta sentencia que permitirá paralizar los vaciados y sacrificios de explotaciones cuando la Administración informe, por ejemplo, de un caso positivo de tuberculosis ya que el ganadero tendrá derecho a contradecir las pruebas oficiales a través de otro análisis.

Según sus datos, entre un 75 y un 80 por ciento de los casos comunicados como positivos se confirmaron como "falsos positivos" en las pruebas 'post mortem'. En este sentido, el responsable de ganadería en UCCL, Rafael de Frutos, ha acusado a la Junta de hacer las cosas "por el artículo 33" y de actuar como si las vacas fueran suyas.