UCCL Ávila pedirá al Delegado Territorial medidas que eviten las reducciones en las superficies declaradas en las PAC

Según UCCL Ávila es la provincia más afectada por estas reducciones, y son cientos de ganaderos de la provincia los que están comprobando en estos días las reducciones de ayudas que van a sufrir en la liquidación definitiva de la PAC 2015.

Por otro lado, y como viene siendo habitual en los últimos años, en las dos últimas semanas de octubre algunos de los agricultores han recibido anticipos de las ayudas, y también comprueban la reducción de las ayudas.

 

A principios de este año ya denunció UCCL que se estaba obligando a los agricultores a hacer a ciegas su declaración PAC, ya que no estaba definido en un gran número de municipios el denominado coeficiente de admisibilidad de pastos (CAP), que no es sino otro invento para reducir más las ya mermadas ayudas PAC. Así, el CAP se define como el porcentaje de la superficie real de pastos que es admisible para la solicitud de las citadas ayudas. Como se muestra en la siguiente tabla, en la que se muestran los CAP de determinados municipios de nuestra provincia, en algunos casos, como el de Navalonguilla, se pretende que solo el 16,99% de la superficie pastable sea admitida a efectos de ayuda. Esto hace que la superficie de pastos del municipio, de 6.811,97 ha, se reduzca a solo 1.157,46 ha.

 

 

Superficie Total

Superficie de pastos

Superficie admisible

CAP medio%

NAVALONGUILLA

9120,84

6811,97

1157,46

16,99

SOLANA DE AVILA

6683,4

4570,36

989,5

21,65

NAVA DE BARCO

2942,69

1852,38

463,29

25,01

BOHOYO

7387,15

4091,01

1808,7

44,21

TORMELLAS

927,53

642,3

284,18

44,24

PUERTO CASTILLA

4339,3

2751,66

1237,84

44,98

BECEDAS

3319,65

2776,63

1562,05

56,25

SAN JUAN DE GREDOS

9563,36

8017,11

4688,77

58,48

SAN MARTIN DEL PIMPOLLAR

4525,2

3017,4

1779,49

58,97

HOYOS DEL ESPINO

5282,92

3986

2510,51

62,98

 

La publicación de estos coeficientes definitivos ha sido en días recientes, y afecta al cuadrante SW de la provincia de Ávila, siendo esta la más afectada de Castilla y León. La publicación debería haberse hecho con anterioridad al plazo de finalización de la tramitación de las ayudas PAC, el 15 de mayo.

 

La primera consecuencia de esta reducción de superficie es que a los ganaderos titulares de los pastos se les adjudican muy pocos derechos de pago básico, los cuales ya se pueden consultar en una página web de la Consejería de Agricultura. Esto, a su vez, conduce a que el valor de sus derechos sea alto, ya que el importe del derecho de pago básico se obtiene dividiendo el importe de los derechos de pago único cobrado en el año 2014 entre la superficie elegible de la declaración de 2015. Un valor alto de estos derechos perjudica enormemente al ganadero, ya que se le puede reducir la ayuda hasta en un 30%, todo ello dentro del proceso de convergencia hacia un valor unitario único para todos los nuevos derechos a asignar.


Otra segunda consecuencia, igual o más de perjudicial para los ganaderos de la provincia, afecta aproximadamente al 85% de ellos. Se trata de todos aquellos que se han acogido a la ayuda agroambiental denominada “Superficies forrajeras pastables y apoyo a los sistemas tradicionales de transhumancia”. Esta ayuda es de una cuantía de 36 euros por Unidad de Ganado Mayor de reproductoras de vacuno, ovino o caprino, si bien es mayor en el caso de ganadería transhumante. Pues bien, cuando en estos días se está citando a los ganaderos, desde la Administración, para la firma de los correspondientes contratos de ayuda de esta medida agroambiental, es cuando están siendo informados de que la superficie que declararon ha sido reducida, drásticamente en algunos casos, y como consecuencia de ello no cumplen el requisito administrativo de que la carga ganadera sea como máximo de una Unidad de Ganado Mayor por ha de pastos. En otros casos se les permite incluir más parcelas, lo cual es prácticamente imposible, pues todas las parcelas existentes están declaradas por unos u otros ganaderos. Ello aboca a los ganaderos a no cobrar la ayuda.

 

Ante esta  situación de cientos de ganaderos de nuestra provincia, UCCL Ávila pide una reunión urgente con el Delegado Territorial, como máximo representante de la Junta de Castilla y León en Ávila, para que desde la Consejería de Agricultura se flexibilicen los coeficientes CAP, ya que se han obtenido por teledetección, a partir de fotos aéreas realizadas en el mes de agosto, un mes excepcionalmente seco, con una sequía arrastrada de muchos meses, lo cual ha distorsionado la validez de dicho procedimiento. Se exigirá que se contraste directamente en el terreno los resultados de la teledetección, y no se aplique el CAP en tanto no se haya efectuado dicho contraste, y por lo tanto no exista reducción alguna en los contratos de las ayudas agroambientales en este año 2015. Dicho contraste ha de hacerse con premura, para que se puedan asignar los derechos de pago básico antes del mes de abril de 2016, como se establece en la normativa.