Turquía, tan imprevisible como peligrosa

Arda Turan

La selección de Turquía intentará en volver a brillar en un gran torneo internacional y sorprender como ya hiciera tanto en el Mundial de Japón y Corea del Sur 2002 como en la Eurocopa de Suiza y Austria de 2008.

 

FICHA TÉCNICA

-Participaciones en Eurocopas: Cuatro (1996, 2000, 2008, y 2016).

-Títulos: Ninguno.

-Mejor resultado: Semifinales (2008).

-Palmarés: --.

-Cómo se clasificó: Segunda del Grupo H.

Los turcos tendrán un complicado inicio en el torneo continental ya que han quedado encuadrados en el grupo con España, actual campeona, y dos rivales duros y sólidos como Croacia y la República Checa, aunque la clasificación de cuatro mejores terceros aumenta las posibilidades de clasificación.

El combinado otomano no puede presumir de un gran bagaje internacional, ya que en Francia disputará su sexto gran torneo, repartidos en tres Mundiales y, con esta, otras tantas Eurocopas, aunque su estadística no es tan mala, porque atesora dos semifinales, y dos experiencias en los cuartos de final.

Su mayor éxito fue hace 14 años, en la Copa del Mundo, cuando alcanzó las semifinales, cayendo eliminada ante la campeona Brasil y finalizando en la tercera posición, puesto similar al cuarto puesto que logró en Suiza y Austria, donde estaba en el banquillo precisamente su actual seleccionador, Fatih Terim, uno de sus mayores valores, y Arda Turan, su mejor jugador pese a su pobre año en el FC Barcelona.

Sin embargo, su actuación en la fase de clasificación para la Eurocopa de Francia no ofrece argumentos para la esperanza. Evitó la repesca gracias a una carambola en la última jornada, finalizando tercera de un grupo donde podía aspirar más, pero donde fue superada por la República Checa y la sorprendente Islandia, pero delante de una potencia como Holanda, señalada como la favorita.

Su inicio hacia el torneo continental no fue demasiado bueno, con dos derrotas ante islandeses y checos, y un empate ante Letonia, pero luego fue capaz de remontar y quedarse con al final un valioso tercer lugar tras ganar sus tres últimos partidos a Holanda, República Checa e Islandia para poner fin a una ausencia de una gran competición desde la Euro de 2008.

Turquía cuenta con experiencia en sus filas, como la que representa su jefe en la defensa, Hakan Balta, mientras que en el centro de campo posee talento suficiente para no pasar desapercibida. En esa zona están dos buenos futbolistas como Selcuk Inan o Hakan Çalhanoglu, uno de los jóvenes del fútbol otomano y peligroso a balón parado. Terim también ha convocado a Nuri Sahin, lejos del jugador que deslumbró en el Dortmund y fichó sin pena ni gloria por el Real Madrid.

Para el entramado ofensivo, la selección turca espera recuperar la mejor versión de Arda Turan, ansioso por ser protagonista con los suyos tras un año difícil, mientras que la responsabilidad goleadora recaerá en un delantero con reputación en Europa como Burak Yilmaz, que ha sucumbido también al dinero de China y dejó el 'Galata' para jugar en el Beijing Guoan.

TURAN Y SU REVANCHA

Muchas de las esperanzas de que Turquía pueda hacer un buen papel pasarán por las botas de Arda Turan, el jugador con más imaginación para dar ese siempre decisivo último pase y que espera encontrar las sensaciones que ha perdido en esta temporada en su fichaje por el FC Barcelona.

El pequeño jugador de Estambul (1,77 metros), es, con 29 años, uno de los veteranos del combinado de Terim y ha vivido una agridulce campaña 2015-16 pese a firmar el doblete con el conjunto catalán, que le fichó por sus brillantes prestaciones en el Atlético de Madrid, donde Diego Pablo Simeone sacó el máximo partido a sus cualidades.

Sin embargo, la sanción de la FIFA le dejó sin jugar hasta enero de 2016 y esa falta de ritmo le impidió ser titular a las órdenes de Luis Enrique cuando el equipo azulgrana entró en un bajón y apenas tuvo protagonismo en la recta final de temporada, sin un minuto ni siquiera en la final de Copa del Rey.

Con talento a raudales, fuerte carácter y la disciplina por el trabajo en beneficio del equipo que el 'Cholo' le inculcó, Turan espera que esta Eurocopa le permita a revalorizarse y aspirar a ser un actor principal en el FC Barcelona.

TERIM, EL 'EMPERADOR' QUIERE REPETIR LA HAZAÑA DE 2008

Las órdenes desde el banquillo las da Fatih Terim, sin duda el entrenador más reputados en su país y que afronta su tercera experiencia al frente de la selección turca, a la que llegó en 1993, después de una carrera de futbolista labrada en el Galatasaray y con más de 50 internacionalidades a su espalda, luciendo en muchas de ellas el brazalete de capitán.

Amante del fútbol ofensivo, el 'Emperador de Adana' quiere volver a llevar a su país al panorama internacional, algo a lo que ha estado habituado, tanto a nivel de selección como de clubes. A Turquía consiguió clasificarla para la Euro de 1996, su primer gran torneo en 42 años, y la metió en las semifinales doce años después, ya en su segunda etapa como seleccionador, mientras que con el Galatasaray ganó la Copa de la UEFA en 2000, éxito que le permitió dar el salto al Calcio para entrenar a la Fiorentina y al Milan.

Carismático, ganador y gran motivador, Terim es un entrenador respetado por sus futbolistas, que hablan a las mil maravillas de sus dotes tanto para la pizarra como para lograr sacar lo mejor de un jugador, al que le transmite siempre que nada es imposible. Desde esa fe, Turquía aspira a ser incómoda e imprevisible.