TSJCyL anula un concurso para ubicar la incineradora de residuos industriales en Ampudia (Palencia)

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha anulado el concurso convocado por la Junta de Castilla y León en 2008 para seleccionar el emplazamiento y las instalaciones de un Centro de tratamiento integral de residuos industriales no peligrosos en el eje 'Valladolid-Palencia', así como la adjudicación del mismo a la sociedad Complejo Medioambiental Tierra de Campos SL en el municipio palentino de Ampudia.
PALENCIA, 24 (EUROPA PRESS)



Según informa Ecologistas en Acción en un comunicado remitido a Europa Press, la sentencia establece que dicho concurso fue convocado "sin el preceptivo informe" del Consejo Asesor de Medio Ambiente de Castilla y León, aunque el mismo fue solicitado por los recurrentes.

Asimismo la organización ecologista ha asegurado que dicho concurso se otorgó "irregularmente" al grupo de empresas encabezado por Befesa Gestión de Residuos Industriales, perteneciente a la constructora Abengoa, a pesar de que su propuesta "carecía del acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Ampudia que requerían las bases del concurso anulado".

Finalmente, la sentencia señala que el vertedero y la incineradora de residuos industriales proyectadas por Abengoa en Ampudia carecen de la "cobertura jurídico-geográfica" del Plan de Residuos Industriales de Castilla y León, que "no contemplaba y sigue sin contemplar expresamente" este centro de tratamiento de residuos, "y de esta forma, la Orden por la que se convocó el concurso" carece de un presupuesto "imprescindible" como es la localización previa del posible emplazamiento.

De esta forma, queda sin sustento legal dicho centro de tratamiento de residuos industriales, localizado al sur de la provincia de Palencia y a diez kilómetros de los municipios vallisoletanos de Montealegre y Villalba de los Alcores, a caballo entre las comarcas de la Tierra de Campos y los Montes Torozos.

PETICIÓN A SILVÁN

Por ello, Ecologistas en Acción considera que "ante el completo fracaso" de la política de residuos de la Junta de Castilla y León, "empeñada en promover la importación e incineración de todo tipo de desechos en instalaciones como la ahora desestimada" en Ampudia o las fábricas de cemento de La Robla (León) y Venta de Baños (Palencia), ha pedido al consejero de Medio Ambiente, Antonio Silván, la creación de un grupo de trabajo en el seno del Consejo Asesor de Medio Ambiente que "asesore la redacción del nuevo Plan de Residuos de Castilla y León que acumula dos años de retraso".