Tropezón de Avenida que aleja a las charras del sueño de la Final Four

Marta Xargay, durante el partido disputado ante Praga (Foto: I. C.)
Ver album

Las checas no permitieron a las charras correr, les ganaron el rebote y estuvieron más acertadas en los pases, para ganar un choque que se decidió por pequeños detalles y un rival mucho más físico.

FICHA DEL PARTIDO

 

48 PERFUMERÍAS AVENIDA (9+17+11+11): Fernández 5, Rezan 6, Xargay 11, Murphy 9 y Robinson 10 –cinco inicial- Ferrari 2, Blé 0, Abalde 2, Ortiz 3, Rodríguez 0.

 

50 USK PRAGA (13+12+11+14): Palau 10, Vesela 6, Petrovic 7, Vaughn 11, Robinson 8 –cinco inicial- Hanusova 6, Burgrova 0, Elhotova 2.

 

ÁRBITROS: Martinescu (ROU), Teixeira (POR), Cavara (BIH).

 

INCIDENCIAS: Encuentro disputado en Würzburg. Lleno.

Si por sensaciones era, Avenida comenzó el primer choque de cuartos de final de la Euroliga femenina ‘pegando’ antes que Praga. Así, a un triple fallado de Palau, respondió Xargay con uno dentro.

 

Se imponían 5-0 las charras de inicio, aunque lograban enseguida igualar la contienda las checas (9-9) y a partir de ahí comenzaban a mandar en el luminoso para finalizar los primeros 10 minutos con una renta de 4 puntos (9-13).

 

El segundo parcial, sin embargo, comenzó de manera más preocupante para las charras, que perdían un balón detrás de otro para sumar hasta 11 pérdidas en la primera mitad por solo 5 de Praga, lo que hizo que la renta continuara hasta 19-25 antes de que llegara la reacción local. Ésta fue de un 7-0 para Avenida, con lo que el choque se fue al descanso 26-25 con una importante canasta de Murphy, que sin embargo volvía a firmar minutos muy grises.

 

En estos minutos anteriores, Avenida trataba de imponerse en el interior, con Robinson y Rezan bastante entonadas y apoyadas únicamente por Abalde en la zona, con 5 buenos minutos de la ferrolana. No era el día éste –parecía- para Blé, Montañana, Leonor o Mariona Ortiz, que se vio superada una y otra vez por su rival y sus propios nervios.

 

En el tercer cuarto llegó la peor noticia de la noche: la lesión de Shay Murphy  en el minuto 6, cuando al ir a por un rebote defensivo perdió el equilibrio y tuvo que ser retirada con evidentes gestos de dolor que hacían prever una lesión importante en su rodilla izquierda.

 

Su lesión no la permitió volver a jugar, pero sobre todo dejó un ambiente de preocupación en las caras de sus compañeras.

 

Al no poder contar con la rotación de Murphy, Avenida perdió mucho pues los recambios de la americana son muy inferiores a los checos. Sin embargo, una canasta de Xargay, la mejor de entre las salmantinas, sumaba dos puntos para dejar a Avenida 37-36 al final del tercer cuarto.

 

Para terminar, Ferrari sufría muchos minutos con Veselá como pareja de baile y el equipo al completo tuvo muy malos minutos con el cinco peculiar que Miranda puso sobre la cancha, con  Abalde, Marta Fernández, Leonor Rodríguez, Ortiz y Robinson, que encajaron un 0-8, lo que permitió a Praga volver a mandar en el marcador 40-44.

 

Llegaron ajustados ambos a los dos últimos minutos (46-48), con un equipo checo que daba mejores impresiones siempre. Sin embargo, Praga perdió dos balones consecutivos, lo que junto a una canasta de Robinson empató el partido a falta de 1’30” (48-48).

 

Dos tiros libres fallados por Rezan y una canasta de Vesela volvieron a poner de cara el choque para las checas, con pocos segundos por delante, lo que no dio capacidad de reacción a las salmantinas, que terminaron cediendo 48-50.

Noticias relacionadas