Triunfo de prestigio para Álvaro de Arriba en el mitin Villa de Madrid

El mediofondista salmantino exhibe su gran final en el 800 y acaba con una gran marca, la tercera del ránking de este año, pero no alcanza todavía la mínima.

El atleta salmantino Álvaro de Arriba se ha apuntado un triunfo de prestigio en el mitin Villa de Madrid, con una marca más que interesante, pero que no sacia su ambición de lograr la mínima y el billete directo para el Mundial de Portland. El mediofondista charro ha hecho valer su gran final para imponerse al keniano Mutai, resolviendo con solvencia lo que no pudo hace unos días en el Campeonato de España promesa. La marca, 1:47.82, es la tercera del ránking español de este año y su segunda personal.

 

El salmantino partía en la serie 'buena' del 800. Antes había sorprendido Diego Cabello, ganador de la serie B con 1:48.12, por delante de Saúl Ordóñez (1:48.42), verdugo el fin de semana de Álvaro de Arriba en el campeonato de España promesa. Pero la serie definitiva era para el mediofondista charro, que hizo buena su presencia en la serie privilegiada de la programación.

 

La carrera partió con la primera liebre en cabeza, el keniano Mutai (especialista en 400 vallas) por detrás y Álvaro de Arriba a su estela para no repetir el error de hace unos días, cuando se vio encerrado atrás. La primera liebre se distanció unos metros del grupo y quizás ahí se perdió la posibilidad de una marca mejor. Cuando se retiró, Mutai tomó la iniciativa, pero no logró despegar al salmantino, que supo esperar su momento. Este llegó en la última curva, donde tomó posiciones, para después salir a la calle dos ya en la recta y firmar un gran final, marca de la casa, en un esprint sostenido que le permitió superar a su rival en la línea de meta.

 

Victoria de prestigio y con una buena marca, tercera del ránking de este año sólo por detrás de los dos 1.46 que han firmado Kevin López y el propio De Arriba. Pero todavía insuficiente para asegurar el billete para Portland y, especialmente, para el estado de forma que atesora el salmantino. La próxima ocasión, el Campeonato de España absoluto, o algún mitin para intentar marca.