Triunfo de Capea en la plaza de Cozumel

Salió por la puerta grande tras haberle cortado las dos orejas a su segundo toro.

Nuevamente el Capea demostró el sitio en el que se encuentra, en su primer toro, un toro que salió flojo de capote, el Capea lo cuidó durante toda la lidia para intentar que se viniera arriba con la muleta pero lamentablemente no fue así.

 

En el último tercio se defendió y se rajó enseguida, el torero lo aguantó en varios momentos y el público reconoció su labor. Pinchó en dos ocasiones y todo quedó en una fuerte ovación.

 

Su segundo cabeceó y se quedó muy corto en los capotes por lo que no pudo haber lucimiento. Después de ser picado el toro cambió y tuvo unos primeros pasajes de faena con calidad a lo que el Capea lo entendió a la perfección y pudo torearlo muy despacio por ambas manos logrando muletazos de gran belleza y gran profundidad, sobre todo uno que pegó por la diestra que fue interminable.

 

Duró poco el toro, pero el torero supo aprovecharlo, se arrimó y a punto estuvo de sufrir un susto. Mató de estocada y descabello para así recibir las dos orejas y salida a hombros acompañado de sus compañeros de cartel.

 

Cozumel, Quintana Roo. México. Toros de San Judas Tadeo mansos. Entrada Lleno.

Rafael Ortega, oreja y dos orejas y rabo.

Xavier Ocampo, silencio y dos orejas.

El Capea, ovación y dos orejas