Tres personas pierden la vida a consecuencia de la intensa lluvia

Córdoba. Dos de los fallecidos viajaban en un todoterreno que fue arrastrado por la riada, mientras que el tercero murió al desplomarse un muro. Previsión. Cinco provincias continúan hoy en alerta amarilla
Agencias

Tres personas fallecieron ayer en la provincia de Córdoba como consecuencia de las fuertes lluvias que comenzaron a caer esa misma noche, informaron fuentes de la Guardia Civil y de la Junta de Andalucía.

Dos de los fallecidos –un hombre y una mujer– viajaban en un todoterreno que fue arrastrado por una riada en las inmediaciones de la laguna de Zóñar, en el término municipal de Aguilar de la Frontera, y el tercero murió al desplomarse un muro en Bujalance.

La Guardia Civil encontró la madrugada del lunes para el martes un todoterreno arrastrado por la riada cerca de la laguna de Zóñar y en su interior estaba el cadáver de un hombre. Ante la sospecha de que no viajaba solo, los agentes continuaron la búsqueda y a las 8.20 horas de la mañana de ayer localizaron el cadáver de una mujer a unos 200 metros del vehículo.

Según las fuentes de la Guardia Civil, al parecer la mujer viajaba en el todoterreno y su cuerpo fue arrastrado por la riada.

Por otra parte, un hombre de 36 años perdió la vida al desplomarse un muro en la localidad de Bujalance, según informaron fuentes de la Junta de Andalucía.

Con motivo de las fuertes lluvias que comenzaron a caer sobre la provincia de Córdoba en la noche del pasado lunes, la Guardia Civil estableció un dispositivo de ayuda a la población, que se reactivó tras la salida del sol.

La lluvia, que comenzó a caer hacia las diez de la noche provocó más de 200 incidencias en la provincia de Córdoba, sobre todo en los municipios del sur, como Bujalance, Aguilar de la Frontera o Puente Genil, donde se han anegado viviendas y se ha visto restringido el tráfico ferroviario. Fuentes del Servicio de Emergencias 112 informaron de que en Bujalance se derrumbó de manera parcial el puente de la carretera CO-4102, que une esta localidad con Pedro Abad.

En Montilla, se tuvo que rescatar del interior de un vehículo a varias personas que habían quedado atrapadas dentro. En Aguilar de la Frontera, el tráfico ferroviario tuvo que ser restringido y se vieron afectados los pasajeros de un tren, que quedó detenido en la vía. Asimismo, un vecino de Aguilar de la Frontera (Córdoba) rescató a dos personas residentes en el municipio que fueron arrastradas por la riada causada por las intensas precipitaciones caídas en la provincia durante toda la noche, aseguró que pasó “mucho miedo” y que temió por sus vidas. Este vecino, Joaquín López, explicó cómo un joven “sobre las 23.30 horas” fue arrastrado por la riada “desde unos 150 metros aproximadamente” hasta que “se empotró en una valla de hierro”. En ese momento empezó a escuchar desde su vivienda los gritos del joven pidiendo auxilio. “Llevaba un rato lloviendo cuando escuché gritos de ¡socorro, socorro! Sálvame Joaquín”, señaló. Él, “sin pensarlo”, se lanzó a por el joven. “No se veía nada porque con la tormenta se había ido la luz y a simple vista no lo reconocí pero le di ánimos para que no se asustara porque estaba muy asustado”, relató.

En este sentido, manifestó que pudo llegar hasta él y le sacó “los pies de la valla” donde se había quedado enganchado y juntos fueron con esfuerzo “calle abajo, unos siete o 10 metros, hasta un muro a esperar a que pasara la tormenta”. “Nos quedamos encima del muro hasta que a la media hora pasó otra muchacha gritando y llorando: ¡socorro que me ahogo!, por lo que me lancé también a por ella”, afirmó.

Un total de cinco provincias del sureste peninsular y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla seguirán hoy en alerta amarilla (riesgo) por precipitaciones y tormentas, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Por último, en lo que va de año, una decena de personas han perdido la vida a causa de las lluvias, el doble que en 2009, cuando cinco personas perecieron durante septiembre, según datos de la dirección general de Protección Civil y Emergencias.