Tres meses de vigilancia y seguimientos al 'Rubio' y su banda "porque no convenía precipitarse"

Desde el 13 de abril de 2013 hasta el 29 de julio de ese mismo año. Más de tres meses de trabajo, de seguimiento, de escuchas, de investigación en definitiva hasta reunir pruebas y, como explicó el Jefe de la Unidad de Policía Judicial de Salamanca, "tener todo lo más preciso posible" antes de capturar a 'El Rubio'. Así fue el operativo de campo. 

Durante el segundo y último día del juicio contra el narcotraficante Amancio García Carro 'El Rubio' y su presunta banda se ha producido los testimonios de los miembros de la Guardia Civil que durante tres meses trabajaron en el caso. Una operativa de campo que detallo el instructor de los atestados, Jefe de la Unidad de la Policía Judicial de Salamanca, que confirmó que el 16 abril se activaron todas las alarmas.

 

Conocidas sus actividades, García Carro y personas de su entorno son objeto de vigilancia ante algunos movimientos extraños y es dos días después cuando en el domicilio que tiene García Carro en Peñasolana detectan la presencia del Mercedes que utiliza  M.M.M, pareja de E.B, en prisión por tráfico de drogas. Es ese mismo día cuando detectan el primer viaje a Madrid, concretamente a Getafe, y vuelta con uno de los vehículos viajando por delante como lanzadera. En la rotonda de E.Leclerc se observó como desde elcoche de M.M.M, en el que también viajaba la pareja de Amancio, se pasa una bolsa al de 'El Rubio', que viajaba acompañado por Gabi, conocido como María Luisa, el 'catador' de la cocaína.

 

Tanto el Jefe de la Unidad como los Guardias Civiles que declararon a continuación confirmaron que una vez en el piso franco que tenían en Tejares pudieron observar como el hijo de García Carro realizaba labores de vigilancia y daba el aviso al ver pasar por la zona un coche de la Policía Nacional.  

 

Esos encuentros se repitieron, con una comida en Castellanos de Moriscos y una cita el 5 de junio con E.B, ya fuera de prisión, en el hotel Cuatro Postes de Ávila. Cita de la que se presentaron fotos durante el juicio. De nuevo otro viaje a Madrid, también con el catador y eso ya fue, según el agente, un indicativo claro. "Si Gabi entra en el juego es que va a haber algo", señaló.

 

"Si Gabi entra en el juego es que va a haber algo"

 

A la vez ya se había recibido el permiso judicial para intervenir correos y las Blackberry donde se iban identificando a los protagonistas de la trama: 'KK', 'Alberto', 'Jorofe'... solo restaba resolver la duda de si 'Elena ola' era García Carro, algo que los agentes aun no tenían claro. 

 

En julio se detecta un nuevo viaje de Gabi a Madrid pero lo que deja claro que algo se mueve son los nuevos contactos entre Amancia y E.B. y el día 25 el contacto de 'Alberto' (el propio E.B.) con 'KK' (el hombre que tiene los contactos en Venezuela para enviar la droga) con el envío de una foto de una maleta.

 

Y llegó el día marcado con una cruz en el calendario de los agentes. El 29 viajan de nuevo a Madrid en dos vehículos y regresan, actuando uno como lanzadera, hasta volverse a encontrar en Carbajosa. Ahí, poniendo sus coches de ventanilla a ventanilla según declararon dos agentes que lo vieron directamente, E.B, que viaja junto a 'Gabi' le pasa una bolsa a Amancio, que viaja con B.M.

 

En esa bolsa iban los dos kilos de 'coca' con los que minutos después los Miembros de la Unidad Especial de Intervención detienen a Amancio Carro. Detrás de él caerían el resto de los miembros de la presunta banda, en detenciones practicadas tanto en Salamanca como en Madrid. Por cierto en ese arresto se le intervino encima una Blackberry y en ella el nombre con el que se identificaba era 'Elena Ola'. Cerrado el círculo. 

 

¿Y por qué ese día y no otro de los que se le realizaron seguimientos? Esa pregunta se la realizó el abogado defensor Marcos García Montes que recibió una respuesta clara: "Porque no nos la podíamos jugar. Por experiencia se que hay que ser meticuloso y saber cuál es el momento preciso para hacerlo. Hay ocasiones en las que se han perdido casos por precipiatarse". 

 

INVESTIGACIÓN PATRIMONIAL

 

Además de tener constatado que Amancio García Carro y su familia utilizaba toda una flota de vehículos entre los que se encontraba su 'favorito' el Audi A6S, un Porsche Cayenne, un BMW Coupé, un Mitsubishi Montero, una motocicleta Mustang, un Ford Couga o un Ford Mondelo, durante los registros en el piso franco y aledaño del barrio de Chamberí se encontraron importantes cantidades de dinero -"no se suele tener esa cantidad en casa"-, además de joyas de gran valor. 

 

Durante la declaración se confirmó que se habían investigado las cuentas del acusado sin que consten ingresos y de hecho según el registro en la Seguridad Social a excepción de "alguna cosa" que ha hecho durante su estancia en la cárcel, "no hay ni un día de trabajo", apuntó el investigador. "Es un nivel de vida muy alto para una persona que no ha trabajo en ningún sitio", añadió. Tampoco su pareja C.X.S. tenía ingresos. "Constaban algunas altas pero físicamente no ha estado en ningún sitio". 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: