Tres hombres y un destino: el balón

Miguel Escalona (i), Rubén de la Barrera y Padilla con su instrumento de trabajo: el balón (Foto: Chema Díez)

Rubén de la Barrera, Padilla y Miguel Escalona forman el cuerpo técnico del CD Guijuelo esta temporada bajo la misma premisa basada en una idea de fútbol similar. Ser protagonistas con el balón e intentar 'pegar' lo poco que les separa.

Rubén de la Barrera, Miguel Escalona y Padilla encarnan el sentimiento de un deporte como el fútbol de una manera distinta, igual de válida que el resto, pero que enorgullece este deporte al tiempo que lo caracteriza con ese nivel de riesgo que a todo el mundo 'le pone'.

 

El CD Guijuelo fue valiente al apostar por un modelo como éste que inició en la 2011-2012 Imanol Idiakez y que está rematando en la 2015-2016 en su segunda etapa Rubén de la Barrera, con los matices y la riqueza que aporta la experiencia. Eso sí, sin alguien al lado que complete y aporte su visión de un deporte tan subjetivo como éste, sería casi imposible.

 

Rubén de la Barrera, Padilla y Miguel Escalona no son fruto de la casualidad, ni mucho menos. Los dos primeros conocen Guijuelo y el tercero en discordia trabajó con De la Barrera en su etapa en Valladolid por lo que no son desconocidos. Todo lo contrario, se buscan, se citan y se encuentran bajo un elemento común: el balón; ése que da y quita tanto a la vez pero que es el corazón de un deporte que se juega con la mente.

 

RUBÉN DE LA BARRERA: EL LÍDER

 

"Los tres mezclamos bien porque compartimos una visión similar acerca del juego, del entrenamiento y, salvo Miguel, que no había estado en Guijuelo, el hecho de haber estado yo antes y Padilla continuar en el club, era algo muy importante. No partir de cero me parecía interesante desde el primer momento".

 

"El día a día fuera de un terreno de juego es el de instalar un clima para interactuar y aportarnos conceptos, a la hora de abordar el fútbol y todo lo que le rodea. Compartimos todo y pese a las divergencias, en la mayoría de puntos coincidimos".

 

¿Cómo son Pasilla y Escalona? "Los dos son licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y tienen una inquietud por el juego diferente a lo que otros tienen porque el preparador físico se acerca a través de la pelota, pero hay muchas más cosas. Ellos se han interesado por este deporte, conocen el juego y sus posibilidades y se dotan de un conocimiento para que lo que se recoja sea mejor. Es su gran virtud. Son dos entrenadores y preparadores de futbolistas".

 

(Reportaje Gráfico: Chema Díez)

 

PADILLA: EL 'PEGAMENTO'

 

"Tengo la suerte de seguir en este proyecto y tras la llamada de Rubén no me lo pensé y me embarqué en esta temporada. La aclimatación fue rápida y desde el primer momento las ideas eran muy cercanas… incluso ya hasta compartimos vocabulario y es sencillo trabajar con los dos".

 

"Rubén es una persona muy exigente y que pide siempre el 100% en cada momento. El personaje del líder debe ser así, mientras que Miguel es muy trabajador y siempre aporta cosas. Le echa horas, volumen…".

 

"El aspecto mental es clave en el deporte y más esta campaña en Guijuelo. Lo abordamos desde diferentes aspectos porque todos los equipos tienen baches. Pero se ha enfocado desde perspectivas agresivas o más sensitivas. Siiempre por el bien del equipo".

 

 

MIGUEL ESCALONA

 

"Un año más de experiencia y aprendizaje con Rubén porque cada día se aprende mucho con él y es un orgullo trabajar en su grupo. Tenemos el objetivo claro, que los jugadores sean mejores y que la gente esté contenta".

 

"Rubén me aporta muchos conocimientos a nivel grupal y su capacidad para dirigirlos. En conceptos hay pocos que tengan su capacidad y llegará a arriba seguro, no tengo dudas. Padilla aporta un punto de vista diferente y me unen a él sus conceptos y la manera de ver el aspecto físico".

 

"Intentamos aportar tranquilidad porque aquí se han hecho dos años muy buenos (Play Off y Copa del Rey) y esta campaña existe quizá un poco de presión con los jugadores y eso tenemos que trabajarlo mucho. Trabajamos para que se suelten y seamos el equipo que queremos ser, desarrollarnos al máximo".

 

"Se trata, sin duda, de una manera diferente de ver el fútbol. Muchas veces hay campos pequeños, superficies diferentes y jugar cada semana en una distinta no es fácil pero la propuesta deportiva pocos equipos la desarrollan porque el rival vive de contras o errores propios. Es la que mejor nos viene y con la que más ventajas sacamos".

 

 

Tres hombres, un equipo, un mismo concepto, un balón, la vida... su vida, el fútbol. Él los unió en su destino y Guijuelo respira su modelo.