Tres hombres (y puede que una mujer) en la lucha por un escaño en Salamanca

Los números uno de PSOE y Ciudadanos, el tres del PP y, si la remontada se confirma, la número uno de Podemos pugnan por el diputado que perderían los populares. Combinaciones para todos los gustos: desde la desaparición de los socialistas al 2-1-1.

Las últimas encuestas publicadas antes de la recta final de la campaña dibujan una lucha encarnizada por los escaños en Salamanca, y más concretamente por el que hasta ahora ha sido el tercero en manos del PP. Desde hace meses se especula con que los 'populares' van a tener que ceder ese diputado ante el empuje de las nuevas fuerzas, lo que variará el reparto de actas salmantinas en el Congreso. Pero a día de hoy, y según los últimos sondeos, las posibilidades son muy variadas.

 

Las encuestas publicadas este lunes confirman que el PP puede ganar las elecciones, pero que se va a tener que conformar con un apoyo mucho menor, casi veinte puntos por debajo del de hace cuatro años, parece que también en Salamanca. Eso le otorga, al menos, dos diputados, pero pone en liza el tercero. Y tiene muchos pretendientes. Tantos, que los cuatro que hay por la circunscripción de Salamanca pueden protagonizar un baile importante porque parece que Ciudadanos adelanta al PSOE en todas las provincias de Castilla y León. Esto abre numerosas alternativas en función de los porcentajes.

 

 

2-1-1 CON CIUDADANOS, 3-1 SIN PSOE

 

Los candidatos que están en las quinielas Según la encuesta publicada por El Mundo, C's tendrían un 27% de la intención de voto en Salamanca y adelantaría al PSOE, mientras el PP se quedarían en un 35%. Este reparto significaría que el PP mantendría dos diputados y que Bermúdez de Castro y María Jesús Moro irían al Congreso; pero también que pierde uno de sus escaños, lo que dejaría fuera a Bienvenido De Arriba. La pelea por ese escaño es encarnizada según las encuestas: hay que ver quién se lo queda.

 

En las municipales ya se abrió la posibilidad de que Ciudadanos pudiera aspirar a ese escaño, y la formación naranja ha hecho campaña con fuerza porque aspira a quitarle muchos diputados al PP en Castilla y León. El de Salamanca está en sus planes, y sería para Pablo Yáñez.  Esto variaría el reparto con el resultado de 2-1-1, con la pareja del PP, el número uno de la lista del PSOE, David Serrada, y el número uno 'naranja'.

 

 

REVOLUCIÓN DE LOS EMERGENTES

 

Pero las últimas encuestas han abierto otro escenario. Como el PP parece aguantar bastante el tirón en Castilla y León, podría conservar sus tres escaños y dejar que el PSOE se 'pelee' con C's por el cuarto en una guerra de eliminación: el que pierda, se queda fuera del Congreso. Si C's adelanta al PSOE puede ocurrir y, de hecho, alguna encuesta ya lo vaticina.

 

El tercer escenario es una lucha directa entre PSOE, Ciudadanos y Podemos por uno o dos escaños, dependiendo de lo que pierda el PP. Las últimas encuestas dicen que están separados por ocho puntos, con C's por delante, socialistas en medio y el partido de Pablo Iglesias muy cerca. No se le puede descartar porque estaría a sólo unos pocos puntos en intención de voto del PSOE.