Tres de cada cuatro españoles se plantea la compra de un vehículo 'low cost'

Presentación del Observatorio Cetelem del Automóvil en España 2013
El 74% de los conductores españoles se plantea la posibilidad de adquirir en el futuro un vehículo de bajo precio ('low cost'), en el que se renuncia a elementos de equipamiento en favor de lograr un precio más competitivo.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)



Así lo revela el Observatorio Cetelem del Automóvil en España 2013, presentado en el XXI Congreso Nacional de la Distribución de la Automoción, organizado por Faconauto.

Según este informe, el precio es uno de los aspectos más determinantes a la hora de adquirir un coche. Así, el factor de compra de un vehículo más relevante es el técnico y la seguridad, con un 28% del total, mientras que el coste es el segundo punto más importante, con un 25% sobre el total de elementos.

En este sentido, el Observatorio pone de manifiesto que los automóviles 'low cost' han ido ganando peso en lo que se refiere a opción de compra entre los consumidores, aunque en los dos últimos años únicamente el 30% se planteó la adquisición de un coche de menor precio.

Durante la presentación del informe, el director comercial de la división de Auto de Cetelem, Sergio Escudero, subrayó que los clientes españoles están más dispuestos a comprar estos coches si el fabricante es europeo o americano, mientras que hay una mayor reticencia hacia los asiáticos (principalmente chinos o indios). "Hay un salto importantísimo de los consumidores que están dispuestos a comprar un coche 'low cost'", aseguró.

UN MILLÓN, EN CINCO AÑOS.

Las previsiones del Observatorio contemplan que la mejoría que está experimentando el sector del automóvil permitirá que las ventas de coches en España se recuperen, hasta alcanzar un millón de unidades al año en los próximos cinco años, aunque se descarta que se vuelvan a comercializar 1,5 millones de unidades al año en España.

Entre los aspectos más relevantes del estudio de Cetelem figura el notable incremento experimentado en los últimos años en relación con los conocimientos de los clientes sobre los vehículos, que ha venido de la mano del mayor uso de Internet.

Según sus cálculos, el 92% de los clientes españoles consultará información 'online' antes de comprar un coche nuevo y la venta a través de este medio irá creciendo en el futuro, aunque de forma lenta.

Así, las páginas web oficiales de las marcas de automóviles son consideradas como la principal fuente de información antes de comprar un modelo para el 29% de los encuestados, seguidas de los concesionarios, para el 24% de los españoles, mientras que los foros copan el 21% y los medios digitales, claves como elementos informativos para los compradores, sólo son considerados como una opción de compra para el 7%.

El Observatorio concluye que el mercado del automóvil debe contar con una red de concesionarios con vendedores preparados y formados, que tengan en cuenta diferentes paquetes globales para los clientes, con mayor servicio, mejores vehículos y con relaciones más cercanas con los compradores.

De hecho, el 47% de los encuestados asegura que la influencia del vendedor "es absolutamente o bastante decisiva" a la hora de completar la adquisición de un vehículo y señala que el comercial es el que actúa de facilitador de la operación y de diferentes servicios de financiación y de seguros.