Tres colegiados salmantinos en el "Grupo de Talentos" de tercera división

Alberto González, Javier Muriel y Marcos Sánchez participan en las pruebas de mitad de temporada a los colegiados de la Castilla y León.

Este fin de semana los árbitros del Comité castellano y leonés tienen una cita con su estado físico y sus concocimientos técnicos. En el ecuador de las competiciones, los colegiados deberán pasar las pruebas de mitad de temporada, que se celebrarán en el Campo de la Juventud de Palencia, el sábado, a las 9 horas. Lo harán los asistentes de Segunda B y Tercera División y los árbitros de Tercera. Entre éstos, algunos "especiales", que se encuentran dentro del "Grupo de talentos" de la Real Federación Española de Fútbol, como los salmantinos Alberto González, Javier Muriel y Marcos Sánchez.
 
 
El responsable del programa en Castilla y León, el exárbitro Javier Turienzo Álvarez, ha explicado cómo se desarrollará la I Fase, que concluye este sábado y que se inició con el comienzo de Liga y el seguimiento a los colegiados en su estado natural, silbato en mano: "Con estas pruebas, tendremos ya los datos necesarios para poder clasificar a los 17 árbitros-talento y así poder seleccionar a los seis que mejor puntuación obtengan, y que el próximo 8 y 9 de febrero acudirán a Madrid, pasando a la II Fase, donde se someterán de nuevo a pruebas físico-técnicas conjuntamente con los mejores clasificados del resto de Comités del territorio nacional, en total 112 colegiados."
 
 
Los criterios para poder clasificar a los árbitros talento en esta fase son, además de los resultados en las pruebas del sábado (físico, técnico, inglés y psicología), la puntuación obtenida en los encuentros que han ido dirigiendo durante la Liga y de las que han sido informados por los denominados "mentores".
 
 
En este punto, Javier Turienzo ha puntualizado la variación con respecto al pasado año en el criterio de asignación de los mentores: "Se ha reducido el número a 9, elegidos en base a su capacidad para informar, y se ha intentado que estén repartidos por todo el territorio de nuestra comunidad para poder abarcar todos los campos de Tercera División. También se incluyó como novedad de que un mentor de una delegación concreta no podría informar a un colegiado de su misma delegación. Este cambio ha supuesto menos desplazamientos de los mentores, ya que verán a los colegiados que arbitren en la zona donde ellos residan, y para los árbitros ha supuesto la posibilidad de ser visto por personas distintas, dependiendo de donde arbitren y así poder obtener puntos de vista distintos dentro de un mismo criterio igual para todos."
 
 
La meta final llegará en mayo, con los veinte árbitros de Tercera División de toda España que opten al ascenso. Tres de ellos serán de Castilla y León.