Tres ataques de lobo acaban con la vida de cinco terneros en el Valle Amblés y Navalperal

Desde UCCL denuncian el retraso en los pagos de las indemnizaciones, algunas de ellas pendientes desde el año 2013.

Técnicos del Servicio Territorial de Medio Ambiente certificaron este martes la muerte por ataque de lobos de un ternero de siete días de vida junto al casco urbano de Ávila, en el Valle de Amblés.

 

Esta explotación de ganado vacuno extensivo, con la paridera programada entre septiembre y mayo, lleva ya una decena de terneros muertos desde el mes de noviembre del pasado año. Se da la circunstancia, además, de que aún no ha cobrado la indemnización por ninguno de los terneros muertos, incluso del año 2014.

 

Por otro lado, en Navalperal de Pinares, también durante este martes, dos ataques de lobos han causado la muerte de cuatro terneros pertenecientes a dos explotaciones.

 

Según han informado desde UCCL Ávila, tal es el número de ataques que están soportando los ganaderos abulenses que desde la Consejería de Medio Ambiente se está formando a varios guardas medioambientales y celadores más para poder cubrir el elevado número de ataques que se declaran a diario.

 

Esta organización agraria señala que sin embargo, "y a pesar de las buenas palabras del Consejero en la reunión con los ganaderos de Ávila el pasado día 11 de febrero", siguen sin pagarse los daños sufridos por los ganaderos de Ávila, no sólo de los años 2014 y 2015, sino que aún no se han pagado los daños de algunos de los ataques que tuvieron lugar en el año 2013, entre ellos el que corresponde a uno de los ganaderos de Navalperal al que este martes mataron un ternero.