Tras el fin del peaje de la AP-7, CILUS pide que también se acabe con el de la AP-6

CILUS solicita al Ejecutivo que igual que la AP-7, libere el peaje de la autopista AP-6 Las Rozas – Adanero.

Ciudadanos Libres Unidos de la Comunidad de Madrid, hacen esta petición alegando de esta manera "no discriminar injustificadamente a los ciudadanos de unas regiones de España frente a otros".

 

CILUS recuerda que la AP-6 tenía previsto el final de su concesión en el año 2018, y que el gobierno de España ha prorrogado la misma al menos 32 años más. La concesión de los tramos Tarragona-Valencia-Alicante de la AP-7 está previsto que finalice en el año 2019, sólo un año más tarde que el plazo inicialmente previsto para el final de la concesión de la AP-6.

 

En el caso de la AP-7, se han construido vías alternativas de gran capacidad libres de peaje, a diferencia de lo ocurrido en el caso de la AP-6, con lo que el efecto de la liberación del peaje de la AP-6 tendría un mayor efecto en los usuarios de esta última vía. Las condiciones atmosféricas invernales convierten a la AP-6 y a sus túneles del Guadarrama en la única salida segura de Madrid hacia el noroeste peninsular.

 

La Autopista del Noroeste AP-6 es un eje fundamental para las comunicaciones por carretera del noroeste peninsular, en concreto para las regiones de Castilla y León, Galicia, Asturias, y Cantabria. Aseguran que "el hecho de mantener este peaje no sólo penaliza a los ciudadanos que transitan por ellas, sino que  también desincentiva las inversiones en dichas regiones", por lo que CILUS considera vital para sus economías que el Gobierno de España proceda a liberar cuanto antes el peaje de la AP-6.

 

Esta situación es especialmente penosa en el caso de Ávila, ciudad a la que para llegar hay que abonar el peaje de la AP-6 y AP51 y que además, a pesar de su cercanía a Madrid, ha sido relegada en las inversiones de la alta velocidad.