Trámites para asumir la obra y su ejecución retrasarán el parque de Garrido durante meses

La obra del parque tiene un plazo de cuatro meses, pero el parking está a medio acabar, y antes hay que hacer los trámites para que el Ayuntamiento asuma el proyecto y lo contrate, otros tres meses. Llevaría la obra hasta marzo de 2017 cuando lleva meses de retraso.

El equipo de Gobierno ha confirmado en el pleno que asumirá la construcción del nuevo parque de Garrido para dar más garantías al proyecto y agilizarlas, a pesar de que ya acumula meses de retraso. Tras haberlo anunciado con una nota de prensa y por sorpresa hace unos días, sin comunicar a los grupos de la oposición y sin haber llevado a cabo trámite alguno, cumple así un mínimo de respeto a los otros grupos. Así lo ha hecho el concejal de Fomento y hoy presidente del pleno por ausencia del alcalde, Carlos García Carbayo, que ha dado algunos detalles a pregunta del concejal Gabriel Risco.

 

Según el concejal, hasta ahora se ha realizado el pilotaje, la estructura y soporte, salidas peatonales y rampas... y otras unidades de obra estructural, pero faltan ascensores, peatonalización, señalización, pintura, instalación eléctrica... Además, el concejal ha dicho desconocer el número de plazas que se han vendido del aparcamiento subterráneo, pero pedirá la información.

 

El Ayuntamiento ya ha comunicado a la empresa contratista la decisión de cambiar el plan y ejecutar el nuevo parque de Garrido, que la concesionaria, Santher, había comprometido ejecutar sin coste para el consistorio. En primer lugar el propio alcalde, Fernández Mañueco, estimó su coste en 875.000 euros cuando presentó el proyecto por primera vez.

 

El presupuesto del nuevo proyecto, según García Carbayo, ha sido redactado por los técnicos municipales con 1,073.000 euros, de los que 643.000 pagará la concesionaria porque el contratista está obligado a pagar el importe del parque tal y como estaba contemplado. El plazo de ejecución es de cuatro meses, pero no ha especificado a partir de qué momento: si cuando se acabe el parking, al que le queda bastante a tenor de la respuesta municipal, o si pueden avanzar al tiempo ambas obras. Además, hay que tramitar el cambio de responsabilidad del proyecto y licitar la contratación de las obras. Entre trámites, licitación y obra podría estirarse por encima de los 7 meses adicionales.

 

Esto llevaría la obra hasta marzo-abril de 2017, pese a que el alcalde se comprometió hace unos meses a que estuviera listo en septiembre, tras el verano de este año. El 'rescate' de la empresa concesionaria, a la que se arrebata el proyecto para pagarlo en buena parte de dinero municipal, parece la clave en el retraso a pesar de que el equipo de Gobierno ha asegurado que se asume la obra para agilizarla.