Tráfico pone en marcha el dispositivo especial de respeto al semáforo entre el 22 y 28 de octubre

El objetivo es el cumplimiento de las normas de circulación y convivencia de todos los actores de la vía pública

Entre los días 22 y 28 de octubre la Dirección General de Tráfico llevará a cabo una campaña especial de concienciación para el cumplimiento de las normas de circulación.

Los semáforos y las señales luminosas son también un elemento de vital importancia para contribuir a reducir las colisiones y los atropellos, sobre todo en aquellas vías con mayor riesgo. Por eso, una de las medidas genéricas que deben adoptarse es adaptar el tiempo de los semáforos –en especial el tiempo de rojo-a las características de cada vía para reducir las colisiones, en especial en los cruces, y programar las fases de los mismos para facilitar el paso de los peatones y de las personas con movilidad reducida.

En el cumplimiento de las normas de circulación y convivencia de todos los actores de la vía pública, debe inculcarse el respeto de todos por las normas que regulan el uso del espacio público urbano.

Si bien la policía local es el principal actor responsable de garantizar el cumplimiento de dichas normas, o en caso necesario sancionar los infractores, es fundamental que todos los ciudadanos perciban de manera clara qué prioridades y qué normas regulan la convivencia de los distintos sistemas de desplazamiento y conocer qué consecuencias pueden tener sus actos. Por ello, medidas genéricas a adoptar serían:

• sancionar las conductas y comportamientos incívicos de los distintos usuarios del espacio público –tanto de conductores como de peatones y ciclistas-.

• realizar campañas de información sobre las normas de convivencia que regulan el uso del espacio público.


• Impulsar un pacto local por la movilidad y la seguridad vial, en la que los distintos agentes y sectores implicados cooperen para fomentar la convivencia segura entre medios de transporte.

Principales datos de siniestralidad vial
La gran mayoría de medidas que se pueden implementar para reducir el número de accidentes y víctimas afecta a ámbitos distintos de la movilidad y la seguridad: tiempos de desplazamiento, accesibilidad, consumo energéticos, emisiones contaminantes, ruido, etc. La evaluación de dichas medidas exige tener en consideración todos estos impactos, tanto si se trata de una evaluación a priori como de un estudio a posteriori –analizando la efectividad de la medida ya puesta en marcha-.

Barómetro de opinión de los ciudadanos
De acuerdo con el Barómetro de opinión, realizado por la DGT a nivel nacional en febrero de 2011, sobre la seguridad vial, se constata:

• La creciente preocupación de los encuestados por el problema del paro se enmarca en el actual contexto socioeconómico y, de alguna manera, oculta en cierta medida el resto de problemas sociales en la actualidad. El 68,1% de los entrevistados se muestra preocupado por la falta de trabajo, mientras que la preocupación por este mismo problema en la edición del Barómetro sobre seguridad vial de febrero de 2008 sólo era del 15,5% de los consultados. Aun así, los accidentes de tráfico son el único problema social, junto al paro, que genera actualmente mayor preocupación entre los entrevistados (6,4%) de la que mostraban los consultados en la edición de 2009 (6,1%).

• De este modo, los accidentes de tráfico ocupan el tercer lugar en las preocupaciones de los encuestados por detrás del paro y el terrorismo (7,9%) y desbancando del tercer lugar a la inseguridad ciudadana (5,9%) que ahora ocupa el cuarto puesto entre los problemas sociales más preocupantes para los entrevistados.

• En las distintas segmentaciones se observa que las mujeres (8,7%) se muestran más preocupadas por los accidentes de tráfico que los hombres (4,0%). También destaca el 12,2% de encuestados de municipios de entre 5.000 y 10.000 habitantes que mencionan los accidentes como preocupación, sobretodo en contraste con los entrevistados de municipios de entre 100.000 y 500.000 habitantes (4,4%) o de municipios de más de 500.000 habitantes (4,7%). En la segmentación por comunidades autónomas, destaca el 12,4% de encuestados de Extremadura que muestra preocupación por los accidentes. Y en el otro extremo observamos el segmento de La Rioja donde nadie ha mencionado los accidentes de tráfico como preocupación, aunque hay que destacar que es un segmento con pocos casos.

• Al valorar la preocupación por los accidentes de tráfico en una escala de 0 a 10 los entrevistados otorgan un 8,23 de media, una valoración muy parecida a la de anteriores Barómetros sobre seguridad vial.

Ley del permiso por puntos
En los seis primeros años de implantación del permiso por puntos en Castilla y León (desde el 1 de julio de 2006 hasta el 30 de junio de 2012), 405.363 conductores han sido sancionados por cometer alguna infracción que resta puntos, lo que representa un 24,75% del total del censo de conductores.

Además de la pérdida de 4 puntos, incumplir la obligación de detenerse ante un semáforo en rojo, constituye una infracción grave de las recogidas en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que lleva aparejada una sanción pecuniaria de 200 euros.

Todos estos datos avalan la necesidad de que desde la Dirección General de Tráfico se haya programada esta Campaña, como un acicate para reducir la siniestralidad viaria en los municipios, que soportan el 57% de los accidentes con víctimas, el 22% de los fallecidos por accidente de tráfico y el 53% de los heridos por esta causa, del total de los ocurridos en las vías públicas españolas.