Traficaba con heroína a través de los 'happy meals' del McDonald's

Un empleado de la cadena traficaba a través del servicio para vehículos y vendía algo más que hamburguesas y patatas fritas a los clientes que utilizaban una frase 'código' en su pedido. 

La policía de Pittsburgh (Estados Unidos) ha detenido a un empleado del McDonald's que traficaba con heroína a través de las cajas de 'happy meals'. El traficante, de 26 años de edad, usaba la frase en código de "quiero pedir un juguete" para reconocer a los clientes que querían algo más que una hamburguesa y unas patatas fritas.

 

De acuerdo con el diario Pittsburgh Post-Gazette, los agentes se infiltraron para destapar al traficante haciéndose pasar por consumidores del narcótico pronunciando ese código en clave que habían conocido gracias a un chivatazo.

 

El traficante vendía los 'happy meals' con heroína solo a través del servicio para vehículos del McDonald's y, en concreto, a través de la ventanilla del conductor.

 

Las autoridades desconocen aún cuánto tiempo llevaba la heroína en el McDonald's.