Trabajos al sol

Barrendero, camarero, socorrista, guĂ­a turĂ­stico o quiosquero, son sĂłlo algunas de las profesiones que tienen que lidiar con el sol desde primera hora de la maĂąana.

El verano es sin duda la ĂŠpoca de diversiĂłn y descanso para muchos pero tambiĂŠn de trabajo para otros. Mientras unos desconectan de la ajetreada vida laboral de todo el aĂąo, disfrutan de las terrazas, los chiringuitos y las piscinas, a otros tantos les toca estar del otro lado atendiendo y vigilando para que todo estĂŠ en orden y los veraneantes puedan tener unas agradables vacaciones.

Ya sea por obligaciĂłn o para ganarse algĂşn dinero, lo cierto, es que trabajar en verano se convierte para la mayorĂ­a de las personas en una ardua tarea y mĂĄs aĂşn si se tiene que hacer al aire libre aguantando el calor de esta ĂŠpoca, lo que hace que en ciertas ocasiones se trate de toda una odisea para muchos trabajadores. Barrendero, camarero, obrero, socorrista, vendedor, guĂ­a turĂ­stico o quiosquero, son sĂłlo algunas de las diversas profesiones que tienen que lidiar con el sol desde primera hora de la maĂąana.

Las altas temperaturas a las que se ven expuestos, las largas jornadas de trabajo a veces con poco que hacer y otras con excesiva carga laboral, son algunas de las incomodas caracterĂ­sticas que conlleva trabajar en estas fechas. No obstante, tambiĂŠn puede tener su parte positiva, puesto que los dĂ­as son mĂĄs largos, la llegada de los turistas incrementa el nĂşmero de ventas y permite por tanto el empleo a un mayor nĂşmero de personas.

Ana, Carlos, Alfonso, Enrique e Irene, cinco de esas personas a las que les toca trabajar en verano, nos cuentan lo mejor y lo peor de tener que hacerlo al aire libre.

 

 

ANA SALVADOR
21 aĂąos. Quiosquera en la Plaza Mayor
Para Ana, que lleva ayudando a su madre desde hace 6 aĂąos en el quiosco que regentan en los soportales de la Plaza Mayor, lo mejor de trabajar en verano es el hecho de que con el buen tiempo hace que la gente salga mĂĄs, estĂŠ mucho mĂĄs animada y eso se note sobre todo en las ventas; ademĂĄs la masiva llegada de los turistas en esta ĂŠpoca tambiĂŠn favorece a ello. El calor, para el que muchos serĂ­a un gran inconveniente a la hora de trabajar al aire libre, es para ella todo lo contario, ya que a diferencia del verano no le toca estar abrigada y lo lleva mucho mejor que el frio del invierno. AdemĂĄs cualquier inconveniente se sopesa con el privilegio de poder trabajar en la Plaza Mayor.

 

 

CARLOS GAÑAN
33 años. Camarero en el Bar Restaurante “El Reloj de la Plaza”.
Carlos lleva trabajando en “El Reloj de la Plaza” desde hace 2 años. El poder trabajar en las terrazas en la Plaza Mayor ahora en verano hace que se pueda tener mucho mayor contacto con la gente, tener mayor trato con ellos, además no tener que estar trabajando únicamente dentro del local y tener que estar sirviendo fuera hace que uno se pueda despejar más debido a que la gente está más animada y sea más fácil conversar con ellos. Pese a todo, también tiene algún inconveniente a parte de las altas temperaturas: el trabajo en sí, las caminatas desde el bar a la terraza, pero en general a pesar de las 8 horas de trabajo al aire libre, merece la pena trabajar en esta época.

 

 

ALFONSO MARTÍNEZ
50 aĂąos. Vendedor de bisuterĂ­a.
Alfonso, natural de Argentina, tiene un pequeĂąo puesto de bisuterĂ­a en la Plaza del Corrillo. Para ĂŠl, trabajar en verano y al aire libre, pese a las altas temperaturas, no supone ningĂşn problema ni ve que haya muchos inconvenientes, al contrario, ve bastantes ventajas como por ejemplo, el simple placer de poder trabajar al aire libre, aunque sea en verano y con el calor, que hace que no tenga que estar en un sitio confinado; las horas del dĂ­a son mĂĄs largas, no hace tanto frĂ­o y por lo tanto se aprovechan mejor, asĂ­ la gente se anima mĂĄs a salir y a consumir mĂĄs por lo que es un gran beneficio para las personas que estĂĄ trabajando en la calle.

 

 

ENRIQUE VALBUENA E IRENE DELGADO
25 y 21 aĂąos. Socorristas en las piscinas de Garrido

 

Tanto Enrique como Irene son dos jĂłvenes socorristas que llevan ligados bastantes aĂąos al mundo de la nataciĂłn, por eso, para ellos trabajar bajo el sol no supone ningĂşn inconveniente, al contrario, ven en ello la mayor ventaja, el poder trabajar al aire libre. Es mĂĄs, los inconvenientes que encuentran no se refieren al clima ni a la ĂŠpoca de vacaciones sino mĂĄs bien en el comportamiento de las personas, ya que en estas fechas aumenta el nĂşmero de gente que acude a las piscinas y en muchas ocasiones hay que lidiar con ellos para que sigan las normas y las recomendaciones que se les hacen.

Donde muchas personas ven nada mĂĄs que inconvenientes en el hecho de trabajar en verano y sobre todo al aire libre, estas personas demuestran que si se quiere, trabajar bajo el sol puede tener su parte positiva.