Trabajo cumplido

El Perfumerías Avenida logró una cómoda victoria en su visita al Olesa de Montserrat en un partido en el que se vio sobre el parqué la diferencia que separa a ambos equipos en la clasificación. Las catalanas hicieron un derroche de entrega y lucha pero nunca tuvieron el partido a su alcance, mientras que el técnico del Perfumerías Avenida, Lucas Mondelo, viendo la superioridad de sus jugadoras, no tuvo problemas en hacer rotaciones constantes para racionar los minutos de sus jugadoras y evitar un exceso de cansancio de cara al partido europeo que deberán jugar esta semana que viene.
ÁREA 11 / I. C.

Empezó Avenida tomando el mando del partido con dos canastas de De Souza y Lyttle que abrían una brecha pequeña en el marcador. En estos primeros compases del choque, Lyttle tomó el mando en ataque y con siete puntos mantuvo a las suyas arriba en el marcador, que a los cinco minutos de juego reflejaba un 5-9. A partir de ahí, empezaron las rotaciones, sus compañeras se entonaron y las canastas de Avenida se empezaron a repartir, llegando al final del primer cuarto con un 14-19 favorable al equipo visintante.

El segundo periodo empezó con Avenida dispuesto a matar el encuentro y, poco a poco, gracias a una defensa fuerte y a rápidas transiciones, las salmantinas fueron tomando distancias hasta llegar al minuto 5:31 con diez puntos de ventaja(20-30), la primera diferencia remarcable del partido. Sin embargo, el Olesa lejos de bajar los brazos apretó los dientes y dificultó el trabajo a Avenida, que durante un minuto y medio no anotó ninguna canasta pero una vez más Lyttle aparecía para desatascar a las suyas, y con siete nuevos puntos, que le colocaban con 18 al descanso llevaba a las suyas al vestuario con una ventaja de 16.

A la vuelta de los vestuarios, el Olesa demostró ser un equipo con mucho orgullo y, aprovechando una ligera relajación de las locales, recortaros distancias hasta situarse en la barrera de los diez puntos (39-49). Pero las salmantinas, que no querían sorpresas desagradables, volvieron a ponerse las pilas tanto en ataque como en defensa y en cuestión de unos pocos minutos volvieron a colocar un cómodo colchón de distancia (42-57) a falta de 2:21 para terminar el tercer cuarto. Una vez más, las pupilas de Mondelo desconectaron del partido y cuando quiseron darse cuenta el choque estaba en un 49-57 al final de este periodo.

En el último y definitivo cuarto, las catalanas saltaron al parqué confiando en sus posibilidades y durante unos minutos pareció que el Olesa podía complicarle las cosas a Avenida y una canasta de Denti dejaba la diferencia en un ajustado 53-57 con nueve minutos de juego por delante. Pero sólo fue un espejismo porque en esta ocasión fue Torrens quien se puso el equipo a la espalda y escolatada por Domínguez, De Souza y Lyttle aumentaron las diferencias hasta llegar a los 20 puntos de ventaja (53-73) a falta de 2:44 para el final. A partir de ahí, las salmantinas se dedicaron a controlar el tempo del partido, mientras que el Olesa trabajaba para maquillar el marcador.