Toxo y Méndez llaman a convertir la calle en un "hervidero"

El lunes 19 de febrero saldrán a la calle para protestar contra la reforma laboral

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, han explicado este martes ante una asamblea de delegados de ambas centrales en Madrid que es preciso "un cambio en el estado de ánimo" de los trabajadores antes de convocar una huelga general contra la reforma laboral, y han llamado a convertir la calle "en un hervidero" en la manifestación que han convocado para el próximo 19 de febrero, en lo que podría ser un ensayo de movilización general.

Así lo han planteado ambos sindicalistas en el primer acto conjunto de las centrales tras la aprobación de la reforma laboral, que ha tenido lugar en una abarrotada sede madrileña de CC.OO, en el que se han escuchado los primeros gritos de las bases a favor de la huelga general. "Todo llegará", les ha respondido Toxo.

El dirigente de CC.OO. ha pedido a los delegados sindicales que acudan a las empresas para explicar una reforma laboral que, en su opinión, "cambiará radicalmente el panorama de las relaciones laborales".

En este sentido, ha descartado que los sindicatos vayan a "entrar al trapo a las primeras de cambio". "No podemos ir a una (huelga) fallida. La huelga general dependerá de los pasos que dé a partir de ahora el Gobierno", ha avisado.

Del mismo modo, Méndez ha asegurado que antes de convocar una huelga general contra una reforma que, en su opinión, implata el despido único, "hay que saber cuál es el estado de ánimo de la población". "(La reforma) va a provocar una brutal rotación externa y un cambio radical del modelo de conveniencia", ha añadido.