Toti teme perderse el tramo final de la campaña si su pubalgia no remite

HOY, RESONANCIA MAGNÉTICA. Los dolores no remiten y el futbolista es pesimista al respecto; esta mañana se le realizará una prueba y está ‘entre algodones’ de cara al partido del domingo en Alicante
D.G.

Las buenas caras tras el partido contra elCórdoba están convirtiéndose, apenas cuarenta y oho horas después, en gestos torcidos. Y no porque haya sentado mal el triunfo, todo lo contrario. Es más bien porque dos de los pilares en los que se presumía que iba a asentarse el proyecto de D’Alessandro para los dos próximos meses corren peligro. Lo de Quique Martín se queda, por el momento, en un par de semanas. Pero ahora, si cabe, preocupan más las molestias de Toti. Su pubalgia no remite y si sus dolencias continúan latentes, podría perderse varios partidos en el último tramo de la temporada.

Por esa razón Toti no quiere forzar. Se le ve pesimista: “Llevo dos días muy mal. Vamos a ver qué dice la resonancia y lo que me dice el doctor”, comenta. Ayer no entrenó con el resto del grupo y hoy tampoco lo hará si los dolores persisten, algo previsible. Esta mañana el canterano se someterá a una resonancia magnética para determinar el alcance de esta lesión y si debe parar.

A Toti no le preocupa perderse el encuentro contra el Hércules, sino mirar hacia más adelante: “Estando así, lo que me fastidia no es lo del Hércules, sino perderme todo lo que queda. Lo que quiero es ayudar al equipo porque sé que ahora me necesita, pero sabiendo que me encuentro bien”, manifiesta el joven mediapunta unionista. Toti se retiró del terreno de juego el pasado domingo con evidentes gestos de dolor. Su pubalgia es algo que el jugador ha tenido que arrastrar desde hace algunos meses.

Lo que sí parece claro es que el jugador es seria duda para el encuentro contra el Hércules del próximo domingo, lo que, unido a la baja de Quique Martín, obligaría a Jorge D’Alessandro a remodelar todo el frente de ataque.

Primeras pruebas
En la sesión de ayer, primera de la semana, Jorge D’Alessandro ya quiso probar algunas variantes para el encuentro contra el Hércules. Así, probó con David Cuéllar como extremo por la izquierda y también con Perico como mediapunta.