TOTI, JUGADOR DE LA UNIÓN DEPORTIVA SALAMANCA: “Después de lo del año pasado, voy a ir sin prisa por volver”

 
T. S. H.

Su compañero de viaje esta pretemporada no está siendo el balón –de hecho casi tiene prohibido mirarlo–, sino Alberto Pascual, fisioterapeuta, con el que Toti comparte horas de trabajo en pos de una recuperación a la que aun le queda tiempo tras la operación de pubis que sufrió al finalizar la temporada. Trabajan sobre el césped y así no pierde detalle de lo que sus compañeros hacen porque cuando tenga el OKquiere estar de vuelta lo más involucrado posible.

Por segundo año consecutivo está siendo una pretemporada atípica.

Sí porque el año pasado me tocó parar por un golpe en el hombro. No queda más remedio que aguantar y tener paciencia, aunque ya he empezado a correr y las sensaciones empiezan a ser distintas. No es lo mismo que cuando empiezas a tocar el balón, que te vuelves a sentir jugador, pero algo es algo.
¿Cómo va la recuperación?
La verdad es que ahora estoy cargado. Me ha visto el doctor y debe ser de todos los ejercicios que estamos haciendo, así que es lo que hay.
¿Es tan dura la recuperación de una operación así?
Sí y encima yo tuve un resbalón en el vestuario y eso ha hecho que me retrasara un poco porque me hice daño. No queda otra que ir paso a paso y a ver si se me va quitando el dolor para ir haciendo más cosas y tocar el balón que es de lo que tengo ganas.

Tocará tener calma, porque para sufrir ya sufrió el año pasado.

Está claro. Hablé con el doctor al principio y se lo digo al míster ahora, que yo no tengo ninguna prisa después de lo que pasó el año pasado. Además es principio de temporada y no es fundamental que esté ahí con mucha rapidez.

Usted ha visto todos los partidos hasta ahora y todos los entrenamientos, ¿cómo valora el trabajo?
Creo que es de las mejores pretemporadas que estoy viendo. La gente está ilusionada porque creo que por nombres, hay más nombres. Pero yo suelo ser muy cauto y no me atrevo a lanzar las campanas al vuelo porque la Liga es muy larga y hasta que no empiece esto, no se sabe.
¿En qué se ven las diferencias respecto a otras pretemporadas?
Sobre todo en el plano físico. Veo a la gente más fresca y sin tanta queja como otros años. El día del Rayo Vallecano, por ejemplo, se vio apretando mucho a jugadores como Quique, Linares ya en la segunda parte. Ha habido buenos minutos de juego y eso da mucha confianza.

Una propuesta de fútbol como la que ofrece este entrenador le va como anillo al dedo.

Claro, imagina que llega un míster con el que no vieramos la pelota por el suelo, ¿quién querría estar ahí? Su idea nos gusta a todos.
¿Se puede jugar así en Segunda?
Tiene su riesgo porque es una categoría en la que hay que correr mucho pero en el fútbol cada día se ve algo nuevo.

Dígame un compañero que le haya sorprendido.

A Arbilla lo conocía porque jugó en el Barakaldo con Piojo y es un lateral que aporta mucho y creo que es de lo más llamativo de lo que ha venido.