Toti está ya en la cuenta atrás para su vuelta a los terrenos de juego

SOBRE LO PREVISTO. Esta semana omienza a acumular sesiones de entrenamiento intensas con el grupo.
Teresa Sánchez

Del susto a la esperanza. Cuando en la sesión de entrenamiento de ayer se vio como Toti, ya con el grupo, se paraba y llamaba al preparador físico echándose la mano a la zona abdominal hubo quien se temió lo peor. Nada más lejos de la realidad. Las molestias, según confirmaron después los protagonistas, son las propias de quien está acelerando su puesto a punto para dentro de unas semanas estar a disposición del técnico y entrar en las convocatorias.

De hecho, si nada se tuerce, el jugador salmantino que fue operado de una pubalgia el pasado 25 de junio, se encuentra en la última fase de su particular pretemporada, tal y como explicaba el preparador físico. “Ha pasado a hacer bastantes sesiones con el grupo. En la primera semana alternaba, la semana hizo tres sesiones continuas fuertes y esta semana ya empieza con la carga añadida. Parecen pasos atrás pero son cosas lógicas. Todo el mundo se ha cargado más o menos, ahora está tratando de juntar el máximo número de sesiones con el grupo y cuando no puede seguir el ritmo, no merece la pena que las haga. Mario estuvo semanas en ese mismo aspecto y ahora es cuando estamos recogiendo los resultados”, aclaró. Toti completó ayer casi toda la sesión que consistió en ejercicios de posesión y un partidillo reducido a medio campo con equipos de ocho jugadores. Fue en ese momento, cuando apenas restaban diez minutos para el final, cuando se salió y se dedicó a realizar estiramientos especiales.