Torres entra en acción y los 23 ya entrenan junto a Del Bosque

LISTO PARA SUIZA. El delantero acorta los plazos de su recuperación y pudo puede llegar al debut del Mundial. A AUSTRIA. Para jugar dos amistosos
EFE

El último entrenamiento del equipo de Vicente del Bosque en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas deparó la alegría de ver salir a Torres junto a sus compañeros y ejercitarse, durante la mayoría de la sesión, con normalidad.

Torres fue sometido el pasado 19 de abril a una artroscopia en la rodilla derecha y ha trabajado desde entonces de forma intensiva, tanto en Barcelona como en Vigo y en la Ciudad del Fútbol bajo la superivisión de los servicios médicos de la federación.

Fernando Torres probó el estado de su rodilla en el entrenamiento en el campo central de la sede federativa, en el que completó prácticamente todo el programa antes de retirarse a los vestuarios junto al fisioterapeuta Raúl Martínez sin hacer el último ejercicio. El delantero madrileño esprintó, saltó, peleó los balones, trató de marcharse en velocidad durante un partidillo entre los jugadores de campo, sin dar señales de resentirse.

El punta del Liverpool, autor del gol del triunfo en la final de la Eurocopa 2008 ante Alemania, es parte más que importante de la columna vertebral de la selección nacional y de su sueño de gloria en Sudáfrica.

También trabajó a pleno rendimiento el madridista Sergio Ramos, quien se ausentó de la sesión vespertina del miércoles debido a una sobrecarga sin importancia.

El aspecto físico, la recuperación de los tocados, era una cuestión capital para Del Bosque y su cuerpo técnico. Por el momento, todo marcha sobre ruedas, porque jugadores como Cesc o Iniesta, también han superado sus problemas.

España viajará a Innsbruck hoy donde jugará dos amistosos contra Arabia Saudí (mañana) y Corea del Sur (3 de junio) con las maletas cargadas de ilusión.

La euforia se desata en cada seguidor que ha mostrado su cariño a España, los internacionales saben que se han hecho acreedores al papel de favoritos, pero no olvidan que deben alejarse de ese sentimiento y trabajar con seriedad y humildad.