Toni Ferrer (UGT) destaca el incremento de la precariedad laboral frente al descenso del desempleo

Vicky Soto, Toni Ferrer, Carlos López Cortiña e Isaac Muñoz Quirós

El secretario de Acción Sindical de la Comisión Ejecutiva Confederal de UGT, Toni Ferrer, ha clausurado este jueves en Ávila la VII Escuela Sindical de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de este sindicato. Ferrer se ha congratulado del descenso del paro pero ha denunciado que el empleo que se crea es "de mala calidad"

Toni Ferrer ha sido el encargado, en la ponencia que ha cerrado esta VII Escuela Sindical de FETE-UGT, de plantear las propuestas de actuación del sindicato para impulsar el cambio económico y social del país.

 

Así, el secretario de Acción Sindical de UGT se ha congratulado por el descenso del paro registrado durante el mes de marzo pero ha señalado que el empleo que se está creando "es de mala calidad y mal retribuido, por lo que está aumentando la precariedad laboral". Ferrer ha recordado igualmente que cada vez menos desempleados están cobrando algún tipo de subsidio por lo que ha indicado el importante riesgo de "crisis social" si el Gobierno no pone en marcha planes de choque y amplia la protección por desempleo.

 

El sindicalista ha destacado la importancia de una reforma fiscal que incremente la presión sobre las rentas más altas, ya que "sin mayores ingresos no mejorará la economía", y de la reducción del fraude fiscal.

 

Por otro lado, el responsable de Acción Sindical de la Unión General de Trabajadores ha manifestado que "UGT tiene una trayectoria de lucha y sacrificio, ha sufrido represión y exilio y está compuesto por hombres y mujeres honestos", apuntando, en este sentido, que "profundizaremos en la transparencia de las cuentas".

 

El secretario de FETE-UGT, Carlos López Cortiñas, por su parte, ha reivindicado el sector de la Educación como "fundamental para salir de la crisis" y ha apostado por la mejora de la cualificación profesional de los trabajadores de la enseñanza.

 

En este sentido, López Cortiñas ha acusado al Ministerio de Educación de señalar al profesorado como responsable de los malos resultados del último informe PISA y ha apostado por la negociación y el consenso como alternativa a la confrontación.