Todo listo para otro atracón de cine en San Sebastián

El Festival de Cine de San Sebastián arranca este viernes con una gala en la que se proyectará la película de dibujos animados Futbolín, de Juan José Campanella.

El certamen donostiarra -que en su 61 edición se prolongará hasta el 28 de septiembre- busca así mantener su espacio en el amplio panorama de festivales cinematográficos del mundo, en el mismo mes en el que se celebran dos de los grandes: Venecia y Toronto.

 

"Queremos ser una puerta de entrada para Europa del cine latinoamericano", dijo en entrevista con Reuters el director del Festival, José Luis Rebordinos. "Compartimos una lengua, y queremos ser un poco el lugar donde el cine latinoamericano y el cine europeo convergen y se encuentran".

 

La presencia de Latinoamérica en San Sebastián se dejará ver en todas las secciones, pero también en el jurado, que cuenta este año con la actriz y directora chilena Paulina García, protagonista de 'Gloria' y premio a la mejor actriz en la Berlinale, y del actor y director mexicano Diego Luna.

 

Además, dos películas latinoamericanas, la mexicana 'Club Sandwich' y la coproducción entre Venezuela, Perú y Alemania 'Pelo malo', compiten por la Concha de Oro.

 

La clave de la fuerza del cine latinoamericano, tan presente en esta edición, radica en parte en la crisis económica que vive Europa y el consiguiente descenso de las ayudas para nuevos proyectos, explicó Rebordinos. "En Latinoamérica son muchos los países que están haciendo legislaciones que apoyan que vayan gentes de otros países a coproducir con ellos y así ocurre que Colombia, Brasil, Méjico o Argentina tienen filmografías muy fuertes, y en el caso de Chile, Uruguay, Venezuela y Ecuador van camino de convertirse en potencias cinematográficas".

 

TRES APUESTAS ESPAÑOLAS    

 

El director del certamen donostiarra destacó la sección oficial, "muy potente y con un cine más comercial y de gran público", y la apuesta que se hace nuevamente por el cine español con tres películas a concurso, 'Caníbal', de Martín Cuesta, 'La Herida', de Fernando Franco y 'Vivir es fácil con los ojos cerrados', de David Trueba.

 

En total, 13 películas aspiran al máximo galardón en la sección más importante del certamen, cuyo jurado internacional estará presidido por el director, escritor y productor norteamericano Tod Haynes.

 

Habrá menos glamour que en 2012, "obviamente", remarcó el director del festival, "porque el año pasado fue el 60 aniversario, dimos cinco premios Donostia, fue nuestra forma de celebrarlo, llenar de estrellas la ciudad".

 

Pero sí habrá alguna estrella paseando por San Sebastián, como el actor canadienese Hugh Jackman, que llegará el día 27 para recoger uno de los dos Premios Donostia que se otorgan este año, y lo hará trayendo consigo su último trabajo 'Prisoners', un thriller dirigido por Denis Villeneuve.

 

También, y por primera vez en la historia del certamen, una actriz española, Carmen Maura, recibirá la Farola de plata, símbolo de la donostiarra playa de La Concha y homenaje del festival a grandes figuras del cine y a su carrera. "La organización del festival buscaba un actor europeo y a Carmen Maura siempre hemos querido darle el Premio Donostia, sólo buscábamos la oportunidad", explicó José Luis Rebordinos.

 

Y la oportunidad llegó con 'Las brujas de Zugarramurdi', de Alex de la Iglesia, que se proyectará el día 22, una comedia protagonizada por Mario Casas y Hugo, Silva.

 

Otros importantes rostros del panorama cinematográfico internacional que pisarán la alfombra roja que da entrada al Kursaal son Annette Being, que presentará 'The face of Love', o el del director Oliver Stone quien trae al festival su nueva serie documental 'The Untold History of the United States' y presentará el montaje definitivo de su cinta de 2004 'Alejandro Magno'.

 

CRISIS    

 

Sorprende que, a pesar de la crisis, la venta anticipada de entradas, que comenzó el domingo en medio de largas colas, haya sido un éxito con cifras de ventas superiores a las de las ediciones anteriores. La crisis también ha afectado al Festival, que reduce en 200.000 euros su presupuesto hasta los 7,2 millones de euros.

 

"Ha sido muchísimo más complicado conseguir financiación", y buena parte del dinero no ha llegado hasta los meses de verano, contó Rebordinos. "Lo que nos ha obligado a ser bastante prudentes en nuestras previsiones.

 

En cuanto a sus recomendaciones, José Luis Rebordinos apostó por 'Zipi y Zape y el club de la canica', a la que calificó de "una de las grandes sorpresas del cine español de este año (...) que remite a cierto cine de aventuras con adolescentes hecho en EEUU en los 80".

 

El broche de oro lo pondrá el estreno mundial en la gala de clausura de 'The young and prodigius T.S. Spivet', dirigida por Jean Pierre Jeunet en 3D, que junto con sus principales protagonistas, Kyle Catlett y Helena Bonham Carter, estará presente en la ceremonia.