“Todo el mundo se merece una oportunidad y después que valoren”

Durmió perfectamente él día que le designaron entrenador de la UDS, aunque reconoce que con el tiempo en estos diez días ha perdido algunas horas de sueño.

María Hernández, cuando menos lo esperaba, se convierte en entrenador del primer y diez días después repasa sus primeras impresiones. Habla del primer equipo, de los cambios que ha visto en el club, de qué le ha parecido que algunos vieran con escepticismo su fichaje por venir del filial pese a tener un currículum a la altura de otros que han ocupado este banquillo.  

 

El entrenador dice que su objetivo es el play off, y que este club por su historia es donde debe aspirar a estar como mínimo en Segunda B, una categoría en la que ha recalado “porque se lo ha merecido porque algo habrá hecho mal”.

 

Le gusta trabajar bajo presión y de hecho dice que “seria una buena señal que en el ambiente hubiera estrés y nervios hasta el final porque eso significaría que estamos ahí”. Por eso está seguro de que tendrá el respaldo de todos, sobre todo de una afición que ahora ve mucho más involucrada que hace unos años. “Tenemos que ir todos de la mano, en la misma dirección y cuanto más apoye cada uno desde su sector mucho mejor”