Tiempo para el último fin de semana del verano en Salamanca

El sol será el principal protagonista del fin de semana que despide el verano de 2015 con temperaturas entre 7 grados de mínima y 25 de máxima. La ciclogénesis explosiva dice adiós, al menos por el momento.

El verano está muy cerca de decir adiós pero lo va a hacer con el sol como protagonista y con el 'traspaso' de poderes hacia el otoño, nueva estación que toma el relevo.

 

En Salamanca, este 'acto' de despedida no va a ser tan traumático ya que las temperaturas van a oscilar este 19 y 20 de septiembre entre 7 grados de mínima y 25 de máxima, dando carpetazo, al menos por el momento a la ciclogénesis explosiva.

 

De cara a próximas jornadas, la situación no variará mucho en Salamanca, manteniéndose el mismo nivel de temperaturas o con una ligera tendencia a la baja.

 

Por su parte, en el ámbito nacional, el comienzo de la próxima semana vendrá marcado por tiempo estable en la mayor parte de la Península y en Baleares, aunque puede haber algunas precipitaciones débiles en el extremo norte peninsular, pudiendo ser fuertes en el nordeste de Cataluña.

  

Las temperaturas continuarán en ascenso llegando el lunes hasta los 34ºC en el valle del Guadalquivir y alcanzando valores veraniegos en la mitad sur de la Península de hasta 30ºC. Mientras que el martes descenderán un poco en el tercio oeste peninsular.

 

8% MENOS DE LLUVIAS

  

Por otro lado, el valor medio nacional de las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre hasta el 15 de septiembre de 2015 se cifra en 575 milímetros, lo que representa un 8 por ciento menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo (622 milímetros).

  

Las cantidades acumuladas superan los valores normales en una zona del tercio norte peninsular que se extiende desde el oeste de Asturias hasta el sureste de Aragón, así como en la mayor parte de la Comunidad valenciana y de Murcia, en el extremo oriental de Andalucía, en el sureste de Castilla La Mancha y en algunas áreas del centro peninsular, de los extremos norte y sur de Cataluña, de Baleares y de Canarias.

  

Por otro lado, la diferencia con el valor normal supera el 50 por ciento en un área que abarca el noroeste de la provincia de Castellón y el sureste de Teruel y en otra zona en el valle medio del Ebro.

  

En el resto de España las precipitaciones se sitúan por debajo de lo normal, superando la diferencia con dicho valor normal el 25 por ciento en una franja que se extiende por el oeste peninsular desde el norte de la provincia de Salamanca al sur de Badajoz, en una zona del centro de Andalucía, en algunas áreas del litoral catalán, en la isla de La Palma y en el sur de las islas de Tenerife y Gran Canaria.