¡Tiburón a la vista!

El humor de Álvaro