The Tolkien Society premia al ilustrador salmantino Tomás Hijo

Por su grabado de una escena de El señor de los anillos.

The Tolkien Society anunció sus premios de 2016 en su tradicional cena anual en York. En la categoría artística el premiado ha sido Tomás Hijo (Salamanca, 1974) con su espectacular lámina El poney pisador (The prancing pony), un grabado en linóleo de 50x70.

 

Con estos premios The Tolkien Society reconoce la excelencia de trabajos en diversos campos que "divulguen entre público y promuevan la investigación de la vida y obra del profesor John Ronald Reuel Tolkien".


Tomás Hijo ha reflejado el momento en que Frodo cae de la mesa mientras canta una canción y el anillo se le desliza en el dedo. "–¡Una canción! –gritó uno de los hobbits–. ¡Una canción! ¡Una canción!– gritaron todos los otros–. ¡Vamos, señor, cántenos algo que no hayamos oído antes!".


El anuncio ha sorprendido a Tomás trabajando en su "pareja", otro grabado "con la estructura de una aleluya o cantar de ciego y que refleja la letra y las imágenes de El hombre de la luna, la canción que Frodo canta en ese momento".

 

Tomás Hijo

 
Es doctor en Comunicación, profesor en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca, periodista, escritor, ilustrador... artista.
 
 
Tomás Hijo ha ilustrado más de medio centenar de libros para las principales editoriales españolas, y ha escrito y editado algunos de ellos. Entre unos y otros, ha tenido tiempo de hacer storyboards, interactivos, exposiciones y de colocar obra original en algún que otro museo. Para no dejar palo sin tocar, enseña Ilustración en la Universidad de Salamanca.
 

Hijo ya obtuvo un Runner-up (accésit) en el concurso internacional 20 Years of Hellboy, organizado por Multiversity Comics (Los Ángeles. EEUU, 2014).

 

Su trabajo puede encontrarse en libros de editoriales como SM, Anaya, Edelvives, Tatanka, Styria... Participó en la exposición colectiva sobre The book of life, la película de animación de Guillermo del Toro, en la prestigiosa Nucleus Gallery de Alhambra (California, EEUU).

 
Apasionado de la Tierra Media de J. R. R. Tolkien y de las leyendas urbanas, muchos de sus trabajos forman parte de colecciones privadas.
 
Yôkai, Kaiju, Mecha es su última exposición, hasta finales de abril en el Centro Cultural Hispano-Japonés de Salamanca, centrada en el ámbito del mito, aunque dedicada únicamente a Japón, país que le cautiva.