Texto de la carta dirigida por la Plataforma al Director Territorial de Caja Duero y al presidente del Banco CEISS

A continuación transcribimos el texto de la carta dirigida al Director Territorial de Caja Duero y al Presidente de Banco CEISS y que se leyó al término de la manifestación. 

Salamanca, 19 de julio de 2013

 

Sr. Director Territorial de Caja Duero; Sr. Presidente de Caja Duero-España (banco CEISS):

 

Las decenas de personas que están manifestándose en este momento a la puerta de la que ha sido durante muchos años sede de Caja Duero, más los cientos o miles de Salamanca y provincia que hoy no están aquí pero que, eventualmente, se irán sumando a las movilizaciones que continuaremos haciendo de manera periódica y regular, desean comunicarles lo siguiente:

 

Durante muchos años, a menudo durante toda una vida laboral, prolongada en la jubilación, hemos confiado en Caja Duero. A esta entidad hemos confiado nuestros ahorros, nuestras nóminas, nuestras pensiones. A ella hemos recurrido en muchos casos para contratar nuestras hipotecas, nuestros créditos. Le hemos encomendado el pago de nuestros recibos, nuestros tributos. Nos hemos beneficiado de su obra social. Hemos disfrutado con sus exposiciones, sus conciertos, sus espectáculos musicales y teatrales; hemos usado sus bibliotecas, centros sociales, campamentos, albergues... y por todo ello les estamos muy agradecidos. Ustedes nos han hecho la vida un poco más fácil y agradable y nosotros hemos contribuido a hacer nuestra provincia y nuestra región más fuerte y más rica. Durante muchos años, como consecuencia de esta colaboración entre ustedes y nosotros, hemos traspasado la mera relación entre clientes y banqueros para sentir a Caja Duero como algo propio, familiar, un símbolo de nuestra identidad como salmantinos y castellano-leoneses.

 

Otro tanto se puede decir de Caja España y nuestra vecina Valladolid.

 

Ustedes, sin embargo, en algún momento han quebrantado las reglas tácitas de este acuerdo “entre caballeros”. Se han aprovechado de nuestra confianza, de nuestra ingenuidad e, incluso, de nuestra ignorancia para intentar salvarse de un desastre financiero que ustedes mismos han provocado; que han ocultado; que han disimulado, hasta que ya no era posible seguir haciéndolo por más tiempo. Y en ese momento nos han arrojado a los pies de los caballos de un sistema financiero egoísta, despiadado y salvaje, que se rige por la ley del “todo vale”. Y lo han hecho porque han pensado que, además de confiados, ingenuos e ignorantes, éramos débiles. Ahí, señores de Caja Duero-España-Banco CEISS, es donde ustedes se han equivocado. Porque les hemos salido respondones. En todas las provincias de Castilla y León, en Galicia, en Cantabria, los afectados y engañados por sus maniobras fraudulentas se están organizando y van a darles una dura batalla en los tribunales y en la calle. Muchos ya no tienen nada que perder porque ustedes les han arrebatado todo. Y todos queremos recuperar lo que es nuestro y que con tanto tiempo y esfuerzo habíamos ahorrado.

 

Cada día más, la sociedad española sabe que hemos sido estafados por un grupo de Cajas de Ahorros (entre las que se encuentra la suya) que han perdido el norte de lo que era su vocación financiera. Cada día más, los jueces y los fiscales se vuelven más sensibles hacia las víctimas de este gran desfalco nacional, en el que han participado no sólo algunas Cajas de Ahorros, sino también, por acción u omisión, políticos e instituciones públicas de altísima instancia, como el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

 

Por todo ello, los damnificados les exigimos:

 

Que nos devuelvan nuestros ahorros íntegramente. Cualquier otro intento de componenda que no sea ése sólo tiene un destino: los tribunales.

 

Que dejen de ofendernos, de tratarnos como si fuéramos imbéciles.

 

No pretendan imponernos nuevos canjes y enjuagues financieros absurdos, por medio de los cuales pretenden ustedes usurparnos lo poco que nos han dejado de nuestros ahorros.

 

Que reparen en primer lugar el daño causado a las personas más desprotegidas, a las que se encuentran en una situación económica más precaria y desesperada y a las más ancianas. No prolonguen ustedes la agonía a personas que ven cómo al final del camino lo han perdido todo. Para algunos, sin embargo, ya es tarde.

 

No intenten ampararse en el anonimato ni en el número. Los conocemos a todos ustedes. Tenemos 61 nombres que han formado parte del Consejo de administración de Caja Duero desde el año 2004 y que haremos públicos. Y si faltan nombres en la lista, no les quepa duda de que los conoceremos y la lista será completada.

 

Con el deseo de que sean ustedes capaces de reaccionar a tiempo y restañar las heridas causadas a esta ciudad y provincia, se despide de ustedes

 

LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR PREFERENTES Y SUBORDINADAS DE SALAMANCA

 

P.D.: Pásenle el recado a quien corresponda