Tercera edición en la provincia tras Salamanca y Ciudad Rodrigo

La edición celebrada en la capital charra en 1993 y 1994 tuvo 1.303.000 visitantes, mientras que Ciudad Rodrigo, en 2006, superó el medio millón.

La provincia salmantina ha sido ya en dos ocasiones sede de Las Edades del Hombre desde que comenzaran a organizarse en 1988 estas exposiciones de arte religioso en diversos puntos de la geografía nacional e internacional.

 

Las muestras expuestas tanto en la capital charra como en Ciudad Rodrigo pertenecen al primer ciclo de exposiciones realizado en las sedes episcopales de Castilla y León, que se inauguró en la Catedral de la Asunción de Valladolid en 1988 con la exposición "El arte en la Iglesia de Castilla y León" y se cerró con la exposición "Paisaje interior" en la Concatedral de San Pedro de Soria en 2010. El segundo ciclo comenzó con la décimo sexta edición celebrada en Medina del Campo y Medina de Rioseco y titulada "Passio" en 2011.

 

edades del hombreSalamanca capital acogió la muestra del 3 de diciembre de 1993 al 30 de octubre de 1994 bajo el título 'El contrapunto y su morada' con 215 piezas y que fue un éxito rotundo de público, con más de 1.303.000 visitantes.

 

Esta edición ocupó los dos edificios catedralicios de la ciudad y se planteó como una nueva conclusión del proyecto cultural nacido de la Iglesia en Castilla y León. Como complemento se organizó un congreso titulado I Congreso Internacional Arte y Fe en el que prestigiosos teólogos y personalidades del mundo de las artes analizaron las relaciones entre arte y fe.

 

Doce años después, la muestra viajó a Ciudad Rodrigo en 2006 bajo el título de 'Kyrios' -que significa 'Señor'-, donde estuvo del 9 de junio al 10 de diciembre. En la localidad mirobrigense se expusieron 201 piezas que obtuvieron la visita de 550.253 personas.

 
   

ciudad rodrigo edades del hombreCon la edición de Las Edades del Hombre en Ciudad Rodrigo se concluyó el recorrido por todas las sedes catedralicias de la región. En ella se daba cuenta de la totalidad del Misterio de Cristo a través de los capítulos: 'Según las escrituras', 'Puso su morada entre nosotros', 'Pasó haciendo el bien', 'Los amó hasta el extremo' y '¡Ven, Señor Jesús!'.

 

Concluida esta exposición, el proceso de desmontaje deparó una grata sorpresa cuando un operario de la Fundación observó que la imagen de San Blas, ubicada en lo alto del retablo de la Capilla del Sagrario, portaba un báculo de principios del siglo XIII perteneciente a la escuela de Limoges y excelentemente conservado. Con motivo de la edición de Las Edades del Hombre tuvo lugar este importante hallazgo histórico-artístico.