Tercer ataque de lobos a una explotación ganadera en Diego Álvaro en un mes

En esta ocasión el ataque de los cánidos ha dejado a un ternero de apenas tres meses de vida con las orejas arrancadas y con mordeduras profundas en varias partes de su cuerpo.

La actuación rápida del veterinario ha permitido salvar, de momento, la vida del animal suministrándole un suero con los medicamentos necesarios para desinfectar y cicatrizar todas las heridas.   

 

La Alianza UPA-COAG exige a la Administración regional que tome cartas en el asunto y actúe con la responsabilidad que el caso exige.

 

Además vuelven a trasladar  a la Consejería de Medio Ambiente "que actúe con responsabilidad ante la cada vez mayor presencia de lobos en la comunidad autónoma que sin duda está afectando a nuestra provincia".

 

LA ALIANZA UPA-COAG DE ÁVILA  considera que la política en la gestión del lobo está ocasionando gravísimos perjuicios a los profesionales, que comprueban perplejos la indefensión que padecen por parte de la Administración regional al priorizar la figura del lobo antes que la del ganadero profesional.

 

"El incremento del número de manadas de lobos en toda Castilla y León, tal y como ha reconocido el Gobierno regional, no viene sino a dar la razón a nuestra organización sobre las continuas denuncias que desde hace meses venimos haciendo sobre la expansión incontrolada de esta especie, y el gran número de ejemplares que han ocupado amplias zonas de nuestra provincia".

 

La Alianza reclama "lo que es de justicia, y lo que los tribunales han dictaminado en sentencia firme sobre la responsabilidad directa de la Junta de Castilla y León en los ataques de lobos al sur del Duero. Y lo debe hacer indemnizando de forma rápida y ajustada al daño ocasionado, porque la situación es límite para muchos ganaderos que no pueden asumir por más tiempo las elevadísimas pérdidas económicas que provocan los lobos".