Tarifas especiales, paquetes vacacionales y promoción del AVE en Zamora; nada para el Madrid-Salamanca

La ministra Ana Pastor, en los actos de inauguración de los nuevos trenes en Salamanca y Zamora con el alcalde salmantino y la presidenta de la Diputación zamorana.

Zamora se anticipa y firma un gran convenio para sacar partido a la llegada del AVE mientras Salamanca empieza ahora a 'hacer los deberes'. Renfe ya tiene firmada una estrategia global con el turismo zamorano mientras todavía espera noticias de Salamanca.

La mejora en las conexiones ferroviarias ha llegado al mismo tiempo a Zamora y Salamanca: se estrenaron el día 17 de diciembre. En forma de alta velocidad y AVE (Alvia de momento) o de electrificación y nuevos trenes, pero el caso es que ambas ciudades estrenaron el mismo día un servicio con el mismo destino, Madrid, y con un tiempo de viaje propio del siglo XXI, poco más de hora y media que constituye una fuente de oportunidades para dos ciudades que apuestan fuerte por el turismo. Sin embargo, los avances de una y otra son muy diferentes y Salamanca va claramente por detrás.

 

Zamora, a través de su Diputación provincial, ha firmado este jueves un potente convenio con Renfe para promocionar de manera global los recursos turísticos de la capital del Duero y toda su provincia. Para ello, habrá paquetes turísticos especiales desarrollados por Renfe, precios especiales en fin de semana, una tarifa de familias, ofertas para el turismo de congresos... El convenio ha sido la estación de llegada de una negociación que empezó muchos meses antes de la llegada del AVE, ya que se negociaba desde septiembre.

 

Por contra, en Salamanca el 'movimiento' de las instituciones ha empezado ahora, un mes después de la puesta en marcha del servicio. El Ayuntamiento de Salamanca, con su alcalde a la cabeza, no se ha movido hasta que la oposición le pidió el pasado día 11 de enero negociar con Renfe mejores precios. Y, por el momento, los logros brillan por su ausencia.

 

Tras finalizar la promoción de lanzamiento, Renfe ya ha variado los precios siguiendo su estrategia comercial, pero sin indicaciones por parte de las instituciones salmantinas. El Ayuntamiento no ha pedido firmar el convenio preceptivo y, por ahora, está fuera de posibles acciones de promoción, de la elaboración de paquetes turísticos, de tarifas o acciones especiales; y se ha limitado a pedir cambios en los horarios y frecuencias, sin haber llegado a concretarlas.