Tania Sánchez teme un "tamayazo preventivo" y añade que ha habido gente en IU haciendo juego sucio

Tania Sánchez, en la presentación de su candidatura de las primarias abiertas

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez, ha alertado de un "tamayazo preventivo" desde ciertos sectores para evitar que la izquierda llegue a hacerse con el gobierno en las próximas elecciones municipales y autonómicas, a lo que ha sumado que cree que ha habido gente en IU "haciendo juego sucio.

"Empiezo a pensar que se puede dar un Tamayazo preventivo", ha declarado en una entrevista en El Mundo, recogida por Europa Press. Sánchez explica que "es la primera vez desde el Tamayazo que (el PP) puede perder el poder político en Madrid" y esto "tiene una vinculación muy directa con el poder económico del país".

"Hay mucho interés en esos sectores en que no lleguemos a meta. En el PP están deseando que Tania Sánchez no llegue a meta y también creo que ha habido gente de mi organización haciendo juego sucio", ha lazando.

CONTRATOS EN RIVAS

Sobre la cooperativa en la que se encontraba su hermano, la candidata ha asegurado que "no ha recibido contratos por las vinculaciones familiares sino que responden a contratos públicos, con procedimientos abiertos, que han sido tasados técnicamente".

Además, todos los servicios contratados "se han ejecutado, es decir, no hay un solo euro de dinero público que haya ido a ningún sitio distinto que a prestar servicios". En este punto, Tania Sánchez ha matizado que sólo tuvo vinculación "con un contrato".

Preguntada sobre si estaba en la Junta de Gobierno de Rivas cuando se aprobó uno de ellos, la candidata ha contestado que "no era concejala del área que inicia el procedimiento de contrato ni directora del área del procedimiento". En ese momento era miembro de la Junta de Gobierno junto con otras personas, unas de IU y otras del PSOE.

"Participé en 2008 en 45 o 48 juntas de Gobierno y en ninguna se votó porque las adjudicaciones vienen declaradas favorablemente por el procedimiento técnico. Puede que debiera haberme ido de esa reunión, pero ni influí ni sabía del caso. Si esto merece tantos titulares es por una persecución vergonzosa", ha destacado.

Para ella es evidente que hay un intento de desacreditarla a ella, a su familia y a un proyecto político en Rivas, todo "en una misma tacada". El epicentro sería este municipio, "donde IU lleva ganando elecciones desde 1991 y nunca ha habido ni maletines, ni cajas B". "Mi familia y yo nunca hemos hecho nada distinto de vivir honradamente de nuestro trabajo privado o público", ha remachado.

Por otro lado, ha calificado de "totalmente legal" la venta de su casa de protección pública ganando 50.000 euros con el proceso. "Yo creé junto a otras personas una cooperativa que accedió a suelo protegido y promocionó viviendas. He vendido una vivienda de promoción privada y el dinero lo he invertido en otra, que es algo habitual en la Comunidad de Madrid. Podríamos debatir si la vivienda de protección, sea de promoción pública o privada, tiene que estar sujeta a mercado de compraventa o tiene que ser prioritariamente de alquiler pero quien establece el marco es la Comunidad. No he especulado en absoluto", ha insistido.

PABLO IGLESIAS

Tampoco ha dejado en el tintero la opinión que le merecen aquellos que la atacan con el 'novia de' Pablo Iglesias. "Entiendo el morbo pero si yo pensase que querer a quien quiero me perjudica, me plantearía dejar esa relación, y eso ni me lo planteo. Otra cosa es que desde fuera quieran perjudicarnos. Sé que nuestra relación tiene un elemento de sorpresa, de morbo, de curiosidad, porque tenemos peso en dos organizaciones políticas diferentes", ha expuesto.

"Lo normal es que uno con su pareja intercambie opiniones. ¿Significa eso que hay un plan malévolo o un pacto oculto, que negociamos en casa no sé qué cosa? No. Significa que él tiene una opinión, yo tengo otra, y discutimos", ha planteado.