Suspenso al Ayuntamiento impenetrable construído por el PP con las contrataciones en el punto de mira

Ls partidos lamentan la falta de transparencia en contrataciones propiciado por el alto número de personal ‘a dedo’. Quieren más control y fin de los procedimientos sin publicidad y poder acceder a comisiones y junta de gobierno

Los asistentes al Foro TRIBUNA bajo el lema “Regeneración democrática y transparencia municipal” han puesto sobre la mesa las propuestas que en materia de transparencia y lucha contra la corrupción pretenden desarrollar, y en el punto de mira una cuestión espinosa, las contrataciones en las administraciones salmantinas gobernada por el PP desde hace más de 20 años. Y es que desde el primer momento han asomado algunos de los muchos escándalos de corrupción e irregularidades políticas de todo rango que han aflorado en los últimos meses en Salamanca: trama Diputación de contratos irregulares, financiación ilegal con empresas concesionarias, el caso del ático del jefe de Fomento, las licencias del McDonald's, las muchas concesiones públicas que caen en unas pocas empresas...

 

De todo ello han hablado los representantes de los partidos que han presentado listas al Ayuntamiento de Salamanca: Enrique Cabero (PSOE), Gabriel Risco (Ganemos), Alejandro González (UPyD), Bernardo Velasco (UPyD), Chema Collados (Vecinos), Enrique Santiago (VOX) y Rafael de Diego (Prepal), todos candidatos salvo Santiago, que ocupaba el sitio de la candidata Carmen García, y Risco que se sentaba a la mesa en lugar de la también presente Virginia Carrera. La única ausencia, la del PP, que ha vuelto a declinar la invitación de TRIBUNA. “Me encanta que el PP demuestre lo que es. Lo que hace es despreciarnos a todos los participantes en estos debates y a todos los ciudadanos, que votamos este domingo”, ha zanjado Enrique Santiago.

 

Los presentes han puesto el foco sobre una relación de círculo vicioso, la existente entre el alto número de cargos de primer nivel puestos 'a dedo' y las prácticas dudosas en materia de contratación. “Hoy en el Ayuntamiento de Salamanca a lo máximo que puede aspirar un funcionario es a un tercer nivel porque el primero y segundo se dan a dedo, que nos cuesta 60.000 euros cada caso”, denuncia Collados. El ejemplo, el que pone Risco: “Qué ha ocurrido con los contratos de iluminación, calles..., han ido a pasar todos a una empresa, Aceinsa, muy vinculada al alcalde. Todo esto se ha hecho con informes técnicos de personas de libre designación”, apunta. Es ahí, cuando el político cuenta con un técnico que avala sus decisiones, cuando asoma la corrupción.

 

En el fondo del problema, la reflexión de Chema Collados: “Si el alcalde solo se reúne con sus amigos, las decisiones que tome serán las que le pidan sus amigos, y si se reúne con los vecinos, las decisiones serán las buenas para los vecinos”, motivo por el que piden que se conozca la agenda de concejales y alcalde. 

 

Las soluciones son variadas. “Más independencia a los interventores y confiar en los funcionarios, no politizar el funcionamiento de nuestros ayuntamientos”, según UPyD. “Debe conocerse con detalle los procedimientos de contratación, los contenidos de los pliegos”, asegura Cabero, que propone "un pacto inmediato en cuanto se constituya el pleno para prevenir la corrupción y implantar la transparencia" que permita, entre otras cosas, cambiar los pliegos y “objetivar la contratación porque si se deja un margen alto a la arbitrariedad, es el germen del autoritarismo y la corrupción”.

 

“Si hay suficiente transparencia tendremos menos posibilidades de encontrarnos con la corrupción, donde no hay no hace más que aparecer corrupción”, ha asegurado Riesco sobre lo que se consigue con más transparencia. “Yo puedo estar contratando con mi amigo legalmente siempre, pero si los ciudadanos lo conocen lo pueden denunciar públicamente y se podrán exigir responsabilidades”, añade Santiago. “Ocurre porque los informes técnicos y jurídicos los hacen personal a dedo que en múltiples ocasiones escriben al dictado”, ha añadido Riesco.

 

 

COTO A LOS CONTRATOS NEGOCIADOS SIN PUBLICIDAD

 

Uno de los problemas concretos es el uso de los contratos negociados sin publicidad, en el origen de la trama Diputación y también presentes en el Ayuntamiento, “una de las formas que ha usado el Ayuntamiento para darle a los amigos los contratos” ha dicho Collados. Para UPyD, la soluciòn pasa por que “la norma permite 200.000 euros y 60.000 euros en contratos negociados sin publiciad, pero el código ético aconseja que se esté por debajo: desde UpyD estamos a favor de eliminar ese límite y que todos los contratos sean públicos”. "Hay que limitar al máximo su uso y mientras la mesa de contratación sea monolítica, que se vean en comisión”, ha dicho Cabero.

 

“Otro problema son las bajas temerarias, que es otra práctica que hay que eliminar y estar prohibidas en concursos públicos”, ha avisado UPyD, que apunta una nueva modalidad de contratación dudosa: "convertir contratos de obras en contratos de servicios, y hacer campos de fútbol como un contrato de mantenimiento, con lo que se está hipotecando el futuro del Ayuntamiento”.

Los representantes de los partidos que acudieron al Foro de TRIBUNA sobre regeneración: todos menos el PP. Foto: I. De la Calle
Ver album

Noticias relacionadas