Susana Díaz ve "lógico y normal" que Griñán piense que su marcha puede "aliviar" a la Junta de la presión de los ERE

La consejera andaluza de Presidencia e Igualdad, candidata del PSOE-A a las próximas elecciones autonómicas y futura presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha considerado este lunes "lógico y normal" que el actual jefe del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, piense que su salida del Gobierno puede "aliviar" a la Administración autonómica de la presión del caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE).
SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)



"Eso forma parte de su claridad y de su transparencia", ha sentenciado Díaz para defender su "honestidad e integridad" en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, al ser preguntada sobre si este caso ha influido sobremanera en la decisión de Griñán de abandonar la Junta en septiembre, algo que duda porque, en su opinión, se ha tratado "fundamentalmente de una decisión personal".

Sobre las declaraciones que realizó la semana pasada el veterano diputado del PSOE Alfonso Guerra --quien dijo que desconocía los motivos de Griñán pero que debía ser algo "que le afectara muy personalmente"--, Díaz ha dicho respetar siempre las opiniones de sus compañeros aunque, en este caso, discrepe de las mismas.

"La opinión de mis compañeros veteranos, que han sido tan importantes para este país, siempre las respeto. Cuando Felipe y Alfonso manifiestan cualquier opinión la tomo con respeto e intento saber por qué piensan así. Pero en este caso discrepo. Creo que Griñán es transparente, es un hombre íntegro y ha explicado con claridad sus decisiones", ha explicado tras defender la secuencia y temporalidad de los anuncios de Griñán tanto sobre su decisión de no ser de nuevo cabeza de lista del PSOE-A a las elecciones, como de convocar primarias y finalmente, de dejar su cargo a finales de agosto.

También ha negado que esta decisión de Griñán sea un aviso o similar hacia el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba --con quien ha avanzado que se reunirá personalmente después del 1 de agosto que comparezca Rajoy en el Congreso y antes de su periodo vacacional--, ya que, según ha argumentado, se trata de "dos escenarios distintos" en tanto en cuanto el PSOE-A gobierna en Andalucía (en coalición con IULV-CA) y no a nivel estatal.

Así, y después de asegurar que estos anuncios también la han pillado a ella de "sorpresa" --"los tiempos de Griñán sólo los conoce Griñán", ha indicado--, ha acusado al PP-A de intentar utilizar este caso de los ERE para desprestigiar al PSOE-A y, en concreto en esta última etapa, a Griñán, al que define de forma insistente como "una persona íntegra, recta y que siempre piensa en lo mejor para su tierra pese a que aquí la derecha siempre ha estado intentando intoxicar y contaminar la vida pública con los ERE".

En este punto, la futura presidenta de la Junta ha criticado que el PP-A esté intentando "presionar" al PSOE-A y a Griñán con el caso de los ERE mientras "ellos están envueltos en el caso Bárcenas" y que esté utilizando su "doble vara de medir" al hablar mal del relevo que se producirá en la Junta a principios del nuevo curso político.

"Yo no he visto al PP-A hacer esa crítica en Madrid, donde no sólo legítimamente ha sucedido así en el Parlamento sino también en la Comunidad de Madrid", ha añadido tras recordar el caso de Valencia y sus "agravantes" a propósito de la trama Gürtel.

LAS PRIMARIAS, "INTACHABLES Y LEGÍTIMAS"

Es por eso por lo que ha defendido la legitimidad de este proceso iniciado en Andalucía, así como el de las primarias "intachables y legítimas" puestas en marcha en el PSOE-A aunque finalmente no se haya llegado a las urnas.

Díaz, que ha contrapuesto las primarias del PSOE-A a la elección del candidato en el PP-A, que será "quien decida y avale" el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido de que criticar este tipo de procesos y relevos "democráticos" sólo contribuye a provocar más "descrédito de los ciudadanos" hacia los políticos y ha recordado de que, "en nuestra democracia parlamentaria, los ciudadanos no votan a una persona, sino a un partido".