Suplementos de omega-3 podrían reducir la degeneración macular asociada a la edad

Investigadores han demostrado por primera vez que los suplementos de omega-3 inhiben el crecimiento de los vasos sanguíneos en un modelo de degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

Los investigadores del 'Massachusetts Eye and Ear/Schepens Eye Research Institute', de la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos, y otras instituciones han demostrado que los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (AGPICL) omega 3 y sus productos bioactivos específicos derivados de la vía del citocromo P450 (CYP) pueden afectar a la neovascularización coroidea (NVC) y la pérdida vascular al controlar el reclutamiento de células inmunes microambientales en el sitio de estas lesiones.

 

"Estos son los primeros resultados que muestran que los LCPUFA omega-3 y sus metabolitos derivados del CYP pueden regular la angiogénesis coroidea en vivo. Nuestros resultados no sólo demuestran el prometedor potencial terapéutico para la resolución de la DMAE neovascular, sino también para otras enfermedades o la angiogénesis patológica que implican y la inflamación", explica Kip Connor, profesor asistente de Oftalmología en la Escuela de Medicina de Harvard y autor principal del artículo sobre esta investigación que se publica en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

 

La degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) se caracteriza por neovascularización coroidea (NVC) o el crecimiento de los vasos sanguíneos, que es la causa principal de ceguera en personas de edad avanzada de los países industrializados. La prevalencia de la enfermedad se prevé que aumente un 50 por ciento para el año 2020, por lo que hay una necesidad urgente de nuevas intervenciones farmacológicas para el tratamiento y la prevención de esta patología.

 

Los ácidos grasos omega -3 y -6 poliinsaturados de cadena larga (AGPICL) son dos clases de lípidos dietéticos que son ácidos grasos esenciales y tienen efectos fisiológicos opuestos. Para evaluar el efecto de los AGPICL sobre el desarrollo de la CNV, los investigadores alimentaron a ratones con una de tres dietas experimentales dos semanas antes de la inducción de la CNV por la fotocoagulación con láser.

 

El tamaño de la lesión y la fuga vascular fueron significativamente menores en los animales alimentados con una dieta enriquecida con ácigos grasos omega-3. El reclutamiento de células inmunes sistémicas y la regulación de las moléculas de adhesión fueron significativamente atenuadas en ratones que recibieron omega-3, suprimiendo así la inflamación que se cree que exacerba esta enfermedad.

 

Estos resultados proporcionan un mecanismo único mediante el cual metabolitos lipídicos derivados de CYP específicos regulan la angiogénesis en un modelo de ratón de AMD. Los investigadores demostraron que la suplementación dietética de ácidos grasos omega -3 poliinsaturados de cadena larga media en la regresión de los neovasos coroideos en un modelo murino bien caracterizado de la degeneración macular relacionada con la edad neovascular.