Supercopa abierta y decide el Vicente Calderón

Tablas en el partido de ida de la Supercopa. Un empate que favorece al Atlético que llega al Calderón con la ventaja del gol en campo contrario después de que Raúl García igualara el tanto de James Rodríguez. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Kroos, Modric (Di María, min.77); Cristiano (James, min.46), Bale y Benzema .

 

ATLÉTICO DE MADRID: Moyà; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira (Ansaldi, min.63); Gabi, Mario, Saúl (Griezmann, min.56), Koke; Raúl García y Mandzukic (Raúl Jiménez, min.77).

 

GOLES

1-0, min.80, James.

1-1, min.87: Raúl García.

 

ÁRBITRO: . Estrada Fernández (C.Catalán). Amonestó a Xabi Alonso (min.38) y Ramos (min.60) por parte del Real Madrid y a Koke (min.4), Mario Suárez (min.57), Mandzukic (min.60) y Raúl García (min.67) por parte del Atlético de Madrid.

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

 

INCIDENCIAS: Antes del encuentro, se realizó un homenaje al exfutbolista blanco Alfredo Di Stéfano, fallecido el pasado 7 de julio en Madrid, mostrando una camiseta gigante con el dorsal '9' y exhibiendo todos los títulos ganados por el jugador argentino durante su carrera en el Real Madrid, antes de mostrar tres pancartas con imágenes de 'la Saeta' y la leyenda 'Gracias Alfredo'.

El Real Madrid dominó durante casi todo el encuentro pero no encuentraba las vías para llegar a la portería de un Atlético muy ordenado atrás durante toda la primera mitad. Cristiano, sustituido por James, no salió en la segunda parte por molestias en la pierna izquierda.

 

Y el jugador colombiano fue el que a falta de diez minutos del final, y en su primer partido en el Santiago Bernabéu, encontró portería tras recoger un balón rechazado en el área. El encuentro se había abierto más en ese segundo tiempo, con un Real Madrid que movía el esférico con mayor fluidez y que ya había dispuesto en las botas de Bale y Kross de un par de ocasiones. 

 

Pero lo que no había sucedido en 80 minutos, comenzó a pasar a partir de ese momento. Con el partido abierto, los dos pisaban área con peligro y a tres del final llegó el empate del Atlético de Madrid y merced a una de sus especialidades, el balón parado. Raúl García, libre de marca en el área pequeña, tocó lo justo de espuela para batir a Casillas. 

 

Estrada Fernández no vio una mano clara de Mario Suárez en el área ya en el 89 y el duelo acabó en tablas, con la ventaja del gol fuera de casa de los rojiblancos. 

 

Ancelotti trató de zanjar el primero de los debates sobre su once tipo, pero lo hizo dejando tanto al argentino Ángel di María como al colombiano James Rodríguez en el banco, apostando por un trivote más estático con Xabi Alonso. Fruto de ello, el conjunto blanco movió el balón con criterio, aunque sin verdaderas ocasiones de peligro durante los primeros minutos. Mientras, el Atlético estrenó alineación con Moyà, Siqueira y Mandzukic debutando en partido oficial desde el inicio -con Ansaldi y Griezmann haciéndolo a lo largo del encuentro-.

 

Fueron los de Simeone los primeros en sorprender en un jugada rápida, cuando tras un fallo de control de Sergio Ramos, Saúl atrapó el esférico en la frontal; el canterano rojiblanco chutó muy centrado y no pudo sorprender a Casillas. Poco antes, el guardameta mostoleño también desbarató una ocasión en disparo de volea de Mandzukic, tras un error en el despeje de Ramos y Pepe.

 

Y es que, sin un jugador capaz de sorprender entre líneas, el cuadro madridista no hallaba los huecos necesarios para inquietar a Moyà, aunque lograba aproximarse a las inmediaciones del área. La circunstancia tampoco parecía incomodar a cuadro colchonero, acostumbrado a ser paciente y esperar su oportunidad.

 

En un duelo huérfano de grandes ocasiones durante los primeros cuarenta y cinco minutos, Mandzukic, que debutaba como rojiblanco en partido oficial, obligó a actuar a Casillas pasada la media hora cuando el delantero croata trató de superarle con una vaselina. El Real Madrid tampoco acertó a meter miedo en dos saques de esquina consecutivos, con los que se esfumó la primera parte y se llegó a la medianoche en el Bernabéu.

 

El descanso trajo consigo el primer cambio de los de Ancelotti: Cristiano, cuya presencia fue casi testimonial en la primera mitad, se quedó en el vestuario con posibles molestias y James saltó al campo, dando lugar al 4-4-2 con el que tan cómodos se siente el conjunto blanco. En el primer minuto de la reanudación, Bale probó a Moyà con un derechazo al que despejó el meta mallorquín, y minutos después Carvajal sacaba un disparo desde la frontal que se iba a las nubes.

 

Fue a partir de ese instante cuando el partido se tornó bronco, trabado. Primero, Mario Suárez se ganó la amarilla por una dura entrada a destiempo sobre Kroos, justo antes de que Ramos y Mandzukic se enzarzaran en una disputa que se saldó con cartulina para los dos.

 

Raúl García, tras adelantarse en el lanzamiento de una falta blanca, vio también la amarilla, preludio de la mejor ocasión de los locales, a balón parado. Bale armó un buen disparo que repelió Moyà, pero Toni Kroos recogió el rechace y conectó una volea que, incomprensiblemente, se fue por encima de la portería.

 

Así hasta que a diez del final se deshizo el 0-0 y llegaron los dos goles que dejan la eliminatoria abierta.

Noticias relacionadas