SUPERCAMPEONAS

HISTÓRICO. Nunca había logrado Perfumerías Avenida este título después de haber disputado la final hasta en cuatro ocasiones.
Isabel de la Calle
No pudo comenzar mejor la temporada para Perfumerías Avenida, que se impuso ayer a Ros Casares en La Fuente de San Luis, proclamándose así campeón de la Supercopa nacional por primera vez en su historia. Inmejorable forma de arrancar, que dará un punto extra de moral a la plantilla charra para lo que queda de temporada.

La final fue un verdadero correcalles para comenzar de forma oficial esta nueva temporada 2001/2011. Tanto Ros Casares como Perfumerías Avenida apenas han tenido la oportunidad de entrenar con todos sus equipos al completo por el Mundial de la República Checa que terminó el pasado tres de octubre.

Por esta razón, los ataques de ambos fueron muy libres y mucho menos de lo normal tuvieron que aportar los dos técnicos desde el banquillo, ya que las internacionales de ambos bandos apenas habían tenido cuatro sesiones de entrenamiento para dirigir a sus jugadoras.

Lucas Mondelo, eso sí, dio la primera sorpresa de la tarde al colocar en el cinco inicial a Anke de Mondt en lugar de la esperada Alba Torrens. Por lo demás, las esperadas por la parroquia charra: las dos postes Lyttle y De Souza, Silvia Domínguez como organizadora y Belinda Snell al tres.

Por parte de Ros Casares Palau, Lawson y Douglas por fuera y por dentro, Brunson y Frölich fueron las elegidas por Jordi Fernández para comenzar el encuentro.

La primera parte estuvo muy igualada y en ella se sucedieron los errores por encima de los aciertos, ya que ambos equipos se tenían que ajustar y conocer, por lo que parecía un choque de pretemporada para los dos.

Avenida volvía a confiar en su interior metiendo muchas bolas a su pareja de postes, Lyttle y De Souza. Ambas estaban, sin embargo, muy bien defendidas por las valencianas que constantemente las hacían un dos contra uno.

Las transiciones en ataque llevadas por Nuria Martínez y culminadas por Brunson y Marta Fernández distanciaban a las valencianas por un 23-16, resultado que despertó las alarmas en el conjunto salmantino. Sin embargo, los buenos minutos de Anna Montañana y Marta Xargay en esos momentos metieron en el partido a Avenida de nuevo (27-26).

Por otro lado parecía que el tiro exterior, en el primer partido oficial con la línea de tres a 6,75 metros, no resolvía para ninguno de los dos conjuntos, ya que las jugadoras de ambos conjuntos no estuvieron tan acertadas como en otros encuentros, con muchos de sus lanzamientos estrellados contra el aro rival.

Los cambios desde los banquillos fueron constantes en dos equipos en los que los banquillos serán temibles este año, aunque Lucas Mondelo no utilizó a todas sus jugadoras, ya que Laura Gil no tuvo ningún minuto en su primer encuentro oficial como perfumera. Sí salió Amaya Gastaminza, aunque de forma testimonial, ya que tuvo pocos minutos sobre la cancha valenciana.

En el tercer cuarto, sin embargo, se empleó a fondo Avenida logrando empatar por primera vez con un 47 iguales después de ir siempre por detrás en el partido, aunque fuera con rentas pequeñas.

Fue precisamente Erika de Souza en un contraataque tras una buena defensa de las salmantinas la que puso a Avenida por delante 51-53.

El último cuarto empezó muy bien para Avenida. En menos de dos minutos se puso hasta seis puntos arriba. En esos momentos fueron Erika de Souza y una valiente Marta Xargay las que daban alas a las perfumeras poniéndose seis arriba (51-57). Con una canasta de Silvia Domínguez tras una gran penetración, Avenida se puso diez puntos arriba y Ros Casares optó por hacer faltas personales para parar a las charras sin que se moviera el marcador demasiado y confiando en que las azulonas erraran desde la línea de 8,80 metros.

No fue suficiente esta táctica para parar a las salmantinas, que finalmente se hicieron con el encuentro por 72-76 y celebraron el primer título del año.