Supera el calor con el refrescante ingenio de 'Asesinato en la catedral'

'Asesinato en la catedral', de Edmund Crispin (Foto: Lucía Blázquez)

Edmund Crispin nos presenta 'Asesinato en la catedral', un misterio lleno de personajes excéntricos, fantasmas que no lo son, adolescentes aficionadas a las misas negras y espías nazis.

DE VENTA EN LIBRERÍA HYDRIA

 

Título: 'Asesinato en la catedral'

Título original: 'Holy Disorders'

Autor: Edmund Crispin

Traducción: Magdalena Palmer

Editorial: Impedimenta

Año de edición: 2016

Número de páginas: 314

 

Un título que, de primeras, puede llevar a pensar que se trate de una novela más sobre lugares sombríos, monjes siniestros y muertes misteriosas. Sin embargo, quien conoce a Edmund Crispin sabe que ‘Asesinato en la catedral’ poco tiene que ver con eso. Sí, es una ficción detectivesca y sí, hay un crimen en el interior de una catedral, pero el ingenio característico del autor envuelve al lector y le lleva a una novela divertida y llena de humor.

 

‘Asesinato en la catedral’ es el segundo de los casos del detective Gervase Fen, personaje de ficción creado por Edmund Crispin. Si en el primero (‘El misterio de la mosca dorada’) tuvo que resolver el asesinato de una actriz encantada de destrozar la vida a los hombres, esta vez, Fen tiene que hacer frente al homicidio del organista de la catedral de Tolnbridge, un hombre sin enemigos conocidos.

 

Con la ayuda de un sinfín de personajes secundarios, a cada cual más disparatado, el detective y su amigo Geoffrey Vintner, también organista y asediado por las amenazas de muerte, irá descifrando los entresijos que rodean el asesinato que ha alterado este tranquilo pueblo costero, que parece anclado en la quema de brujas del medievo.

 

El caso se va complicando a medida que avanza esta ingeniosa novela, pues no hay manera de encontrar un motivo para este crimen y todo lo que detrás de este se esconde. Todo ello bajo el telón de fondo de la Segunda Guerra Mundial.

 

EDMUND CRISPIN, DETRACTOR DE LA NOVELA POLICIACA REALISTA

 

El verdadero nombre de Edmund Crispin era Bruce Montgomery. Nació en 1921 en Chesham Bois, Buckinghamshire, y asistió al St. John’s College en Oxford, donde se licenció en Lenguas Modernas y fue organista y maestro de coro durante dos años.

 

Publicó nueve novelas, así como dos colecciones de cuentos, todas protagonizadas por el profesor de Oxford y detective aficionado Gervase Fen, excéntrico docente afincado en el ficticio St. Christopher’s College. Obras que le hicieron ganarse un lugar de honor entre los más importantes autores ingleses de novela clásica de detectives.

 

Impedimenta emprendió con su obra maestra, ‘La juguetería errante’ (1946), la publicación de la saga de Gervase Fen, que ha continuado con ‘El canto del cisne’ (1947), ‘Trabajos de amor ensangrentados’ (1948), ‘El misterio de la mosca dorada’ (1944) y ‘Asesinato en la catedral’ (1945). 

Noticias relacionadas