Suena a pasión

A25 días del Viernes de Dolores y por lo tanto, del inicio oficial de la Semana Santa, en la plaza de Anaya todavía resuena el eco de las 37 marchas procesionales interpretadas ayer por nueve bandas y más de 350 músicos.
Eva Cañas

Los sonidos de la Pasión se acercaron al pueblo a través de un certamen organizado por la Junta de Cofradías yHermandades de la capital y bajo el nombre de Ciudad de Salamanca. Durante más de tres horas, cornetas, tambores y trompetas, entre otros instrumentos, no dejaron de sonar y evocar una a una las salidas penitenciales que se suceden en esta ciudad.

La concentración de las bandas tuvo lugar en la Plaza Mayor a partir de las 10.00 horas, de donde partieron una a una a escasos diez minutos de las once de la mañana. La primera en desfilar fue la Banda de Música Ciudad del Tormes, con algo más de 40 integrantes, y tras ella, la de Nuestra Señora de la Piedad, con 37 músicos. De Peñaranda procedía la tercera agrupación en partir en dirección a la plaza de Anaya, y ante decenas de cámaras que no dejaban de retratar a los músicos de la Banda de la Cofradía Preciosa Sangre.

En cuarto lugar, salía del ágora otras de las agrupaciones musicales salmantinas, la de María Santísima de la Estrella, con 36 personas instrumentos en mano. La Charrabanda fue la participación menos numerosa, con 22 músicos, no así la AgrupaciónMusical de la Cofradía delCristo Yacente, con 60 músicos en la calle y tocando La vida es bella antes de dejar la Plaza Mayor.

Las tres últimas bandas en iniciar el recorrido fueron la OJE, y las dos foráneas, en concreto, procedentes de León –Agrupación de la Cofradía delSantoSepulcro–, y Polillas, de Cádiz. El mismo orden de salida de la Plaza Mayor se siguió en el turno de las actuaciones del certamen que tuvo lugar en la plaza de Anaya hasta más allá de las dos de la tarde. Tras una presentación del certamen a cargo de la secretaria de la Junta de Cofradías, Rita González, y donde se recordó el origen y significado de la música procesional, que data del siglo XIX y tiene su origen en Andalucía.

Macarena fue la primera de las marchas en escucharse en un enclave único, y a cargo de laBanda de Música Ciudad del Tormes colocada en las escaleras del Colegio de Anaya. Y tras ellas, muchos otros sonidos propios de la Pasión, que emocionaron y recibieron el aplauso de cientos de personas. Algunos ejemplos:Reo de muerte, Saeta, A la Gloria, Tu mirada nazarena, Amanecer en Triana, o Presentado a Sevilla, entre otras. La semana de Pasión cada vez está más cerca.