Stop Uranio ejercerá acciones legales contra el exalcalde de Retortillo

Foto: E. P.

La Plataforma ha anunciado que no se va a quedar de brazos cruzdos ante las presuntas irregularidades en los trámites para permitir el proyecto de mina de uranio de la empresa Berkeley.

La Plataforma Stop Uranio ha anunciado que ejercerá acciones penales contra la anterior corporación municipal de Retortillo (Salamanca), encabezada por el 'popular' Javier Santamaría, ante las presuntas irregularidades en los trámites para permitir el proyecto de mina de uranio de la empresa Berkeley.

 

En una asamblea celebrada el pasado viernes en la localidad salmantina de Boada ante una "masiva asistencia", Stop Uranio informó sobre diversos aspectos relacionados con las acciones contrarias a la instalación de minas de uranio en Retortillo y Villavieja de Yeltes.

 

Los representantes de la Plataforma anunciaron que se ejercerán acciones penales contra la anterior corporación municipal de Retortillo. Se informó también de que se estudian acciones también contra Berkeley por "tratar de amedrentar a determinado vecino de la zona".

 

El acto comenzó con la presentación y bienvenida por parte del alcalde de Boada, el socialista Juan Matías Garzón a todos los asistentes y también a los representantes de los ayuntamientos de la zona.

 

Se informó de las repercusiones que, para las tramitaciones y autorizaciones del proyecto, puede tener la presunta trama con la que se vincula al que fuera número dos de Miguel Arias Cañete en el Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación (Magrama), Manuel Lamela.

 

Así, han señalado que se han presentado interpelaciones y preguntas ante la Unión Europea, al tiempo que se hizo un llamamiento a todos los partidos con representación en las Cortes de Castilla y León para exigir a la Junta de Castilla y León que revise las autorizaciones otorgadas a Berkeley para este proyecto de minería de uranio que "incluye un cementerio de residuos radiactivos".

 

Se dio cuenta, asimismo, de la importancia que pueden tener las actuaciones de los ayuntamientos de Retortillo y Villavieja de Yeltes para que los expedientes de autorización de uso no se tramiten hasta que cuenten con toda la documentación relacionada con este proyecto y que inicialmente Berkeley trató de ocultarles.

 

En este sentido, han apuntado la intención de interponer los recursos administrativos y judiciales necesarios en contra de los permisos que se otorguen a Berkeley.

 

En la Asamblea se acordó continuar con acciones y actividades para lograr la paralización de este proyecto que la Plataforma considera "una auténtica ruina para todos los pueblos de la comarca del Campo Charro".

 

También se acordó dirigir escrito a la Subdelegación del Gobierno con el fin de solicitar toda la información relacionada "con las voladuras llevadas a cabo recientemente por Berkeley en Villavieja de Yeltes y que, como manifestaron directamente varios afectados, produjeron rotura de cristales y movimiento de mobiliario en varias viviendas".