Stop Uranio anuncia la paralización de la tala de encinas en Retortillo

Stop Uranio anuncia la paralización de la tala de encinas en Retortillo, que la empresa que promueve una mina de uranio había iniciado hace semanas.

La plataforma Stop Uranio, que se opone a la puesta en marcha de una mina de uranio en Retortillo (Salamanca), ha anunciado a través de las redes sociales que la justicia le ha dado la razón a la hora de pedir la paralización temporal de la tala de encinas que se estaba efectuando en la zona donde Berkeley pretende abrir la explotación minera. Con el mensaje: 'Atención!!!! Hemos conseguido la paralización cautelar de la tala de encinas', Stop Uranio ha dado a conocer esta decisión dos días después de que también anunciase que había presentado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ciudad Rodrigo una denuncia por prevaricación urbanística contra el actual alcalde de Retortillo, Manuel Francisco Hernández Prieto.

 

La presión de Stop Uranio y la acción del grupo parlamentario Unidos Podemos ha derivado en la paralización del proceso de concesión de los permisos para el proyecto, y en la petición de la Junta de Castilla y León para que Retortillo conteste las alegaciones a la mina y resuelva una concesión municipal de uso de suelo.

 

Según informó la plataforma, esta denuncia al primer edil -del PSOE- se sumaba así a la querella presentada el año pasado contra el anterior alcalde y tres concejales del Partido Popular y que todavía se encuentra en fase de instrucción. El motivo de la denuncia contra el actual regidor municipal es "la inacción del ayuntamiento que dirige ante las presuntas infracciones urbanísticas y medioambientales cometidas por Berkeley Minera España S.L. en ese municipio", apuntó Stop Uranio.

 

La plataforma ha lamentado en sus comunicados que "se viene desarrollando un destrozo considerable en un espacio considerado de protección ecológica, sin que la empresa minera tenga la autorización de uso excepcional de suelo rústico y licencia urbanística correspondiente, y sin que el ayuntamiento o la Junta de Castilla y León hayan actuado para detener una situación irreversible que ha supuesto un quebranto del medio ambiente de la zona".

 

Por este motivo, la plataforma también solicitó en un escrito en el Juzgado de lo contencioso administrativo de Salamanca "medidas cautelares con el ánimo de paralizar de forma inmediata la tala de encinas", una propuesta que, según Stop Uranio, se ha conseguido ahora.

Noticias relacionadas