Spanoulis sí que es 'la mano de Dios'

CSKA Moscú - Olympiacos

El Olympiakos se ha convertido en el primer finalista de la 'Final Four' de la Euroliga de la mano de un increíble final de partido de Spanoulis que con 11 puntos catapultó a los suyos que iban nueve abajo en el último cuarto. 

El gran favorito, el CSKA, cayó ante el Olympiakos que una vez más tuvo en Spanoulis a su gran arma. Después de estar desaparecido durante tres cuartos de encuentro, el base surgió en el momento justo, con su equipo nueve puntos abajo en el último cuarto, para protagonizar la remontada. 

 

Un triple suyo en la penúltima jugada del choque significa la victoria que sitúa al equipo griego en una nueva final. 


Los moscovitas salieron vencedores tras una batalla física en la primera mitad (36-35) que se extendió al tercer cuarto (51-47), tras lo que el martillo ruso parecía decantar la balanza a falta de 3.30 minutos para el final (61-52). Sin embargo, la reacción de Spanoulis (11 de sus 13 puntos en el último cuarto), propició un parcial de 2-15 que le dio la victoria a los helenos ante el CSKA en una Final Four por tercera vez en cuatro años.