Sospechas de fraccionamiento de facturas en un pago de la Diputación de Salamanca

La diputada de Hacienda, Chabela de la Torre, y el presidente de la Diputación, Javier Iglesias.

El equipo de Gobierno presenta al pago dos facturas de la empresa que hace los reconocimientos médicos que totalizan cerca de 26.000 euros, pero con una de ellas por debajo del límite de los contratos menores.

La semana se ha cerrado en la Diputación de Salamanca con la sospecha de que la institución provincial ha llevado a cabo el pago de servicios aceptando el fraccionamiento de facturas para evitar la tramitación por una vía transparente, y en su lugar poder pagarlas como contrato menor. Así lo ponen de manifiesto los grupos de la oposición, que no han visto con buenos ojos lo que el equipo de Gobierno les ha presentado este mismo viernes.

 

El asunto es el siguiente. La diputada de Hacienda, Chabela de la Torre, ha llevado a comisión esta semana una propuesta para autorizar el reconocimiento extrajudicial de obligaciones, es decir, el pago de facturas pendientes. Concretamente, dos emitidas por la empresa que se ocupa de los reconocimientos médicos del personal de la Diputación de Salamanca. 

 

Las facturas presentadas tienen una cuantía de 17.699,65 y 9.498,50 euros; sumadas, superan los 26.000 euros. El límite para los contratos menores es de 18.000 euros, y se superaría. Y justo en ese límite es donde está la primera factura. Esto es lo que ha llevado a la intervención de la Diputación a recomendar que, para preservar los principios públicos de contratación, se haga a través de un solo contrato por el procedimiento legal o en varios lotes. Una advertencia contudente que queda por encima de la valoración de un técnico de riesgos laborales, que niega el fraccionamiento que, a todas luces, parece evidente.

 

Y es que aparentemente las facturas corresponden a servicios similares, motivo por el cual la oposición ha solicitado ver el expediente completo para asegurarse de que esto es así. De confirmarse, estaríamos ante un fraccionamiento de facturas que va en contra de la legalidad.