Sortu pide una solución global para los presos, aunque "la salida de las cárceles no será "simultánea"

Arraiz
Cree que "más que hablar de la violencia de ETA hay que hablar del conflicto como tal, en su conjunto"


BILBAO, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, subraya que la amnistía no es lo que "muchas veces" se ha representado como "la salida simultánea en el mismo momento de todos los presos", y aunque pide una "solución global" para los reclusos, reconoce ser consciente de que la salida de las cárceles no será "simultanea".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Arraiz ha destacado que la formación abertzale no se plantea una "independencia a tres provincias", aunque ha precisado que "otra cosa es que el derecho a decidir se tenga que realizar de forma diferente" en los "siete territorios que conforman Euskal Herria".

Asimismo, ha mostrado su desconfianza hacia las informaciones que anuncian un posible 'gesto' de ETA y ha calificado las declaraciones realizadas por el nacionalista Aitor Esteban en este sentido de "irresponsabilidad absoluta".

Tras remarcar que hay que dar respuesta a "todas las consecuencias del conflicto", Arraiz ha incidido en que es una "prioridad total y absoluta para la mayor parte de la sociedad" plantear soluciones a la situación de los "presos políticos vascos".

"Tras más de un año largo del cese de ETA no se han dado pasos en este terreno y se siguen vulnerando sus derechos. Más tarde habrá que empezar a hablar a cómo se procede a la salida de los presos de las cárceles", ha indicado, para añadir que simultáneamente a todo ello hay que avanzar en el ámbito del "reconocimiento a las víctimas y Sortu tiene voluntad de ello".

En este contexto, ha advertido de que la amnistía no es lo que muchas veces se representa, "la salida simultánea en el mismo momento de todos los presos", ya que "más que una figura jurídica es un estadio político en que las razones que han llevado a la existencia de presos deben acabar".

"Somos conscientes de cuál es la realidad y planteamos que la vuelta a casa de todos los presos es imprescindible, pero seguramente no será simultánea, sino mediante un proceso que exija que sea dinámico y escalonado", ha advertido.

De este modo, y aunque no ha querido entrar en valorar "la fórmula concreta" en que se pueda materializar, ha abogado por "una solución global, aunque la materialización sea individual".

Por lo que respecta al reconocimiento a la víctimas, ha indicado que el pasado año, en un acto desarrollado en el Kursaal, ya llevaron a cabo "un ejercicio honesto de autocrítica y lamentamos de forma seria y honesta que quizá no habíamos contribuido a aminorar el sufrimiento de las víctimas del conflicto y nuestro discurso llegó a agravar el dolor".

GESTO DE ETA

Asimismo, ha reconocido que desconfía de las informaciones que anuncian un próximo 'gesto' de ETA porque "no tienen como objetivo el facilitar pasos en la resolución del conflicto". A su juicio, estas declaraciones se realizan muchas veces "para que no haya más avances o se produzcan resistencias".

"Estas declaraciones entorpecen y quien las hace es consciente de ello y por eso lo hace. Aitor Esteban hizo unas declaraciones de una irresponsabilidad total absoluta", ha señalado en referencia a las afirmaciones del representante del PNV.

Preguntado por si Sortu se plantea una "independencia a tres provincias", Arraiz la ha descartado, ya que "el sujeto político es Euskal Herria, que es una nación compuesta por siete territorios". "Otra cosa es que el derecho a decidir se tenga que realizar de forma diferente. El estado independiente que surja debe ser de siete territorios", ha indicado.

En su opinión, es importante que se pongan en marcha dinámicas en favor del derecho a decidir y se llegue a realizar el proceso "en su todo, por partes pero siempre reconociendo al todo". En este contexto, ha acusado además a los Estados francés y español de no respetar a "Euskal Herria como pueblo, como nación" y les ha instado a que reconozcan el derecho a decidir y respeten la voluntad popular.

Cuestionado por su análisis de la violencia de ETA, Arraiz ha considerado que "más que hablar de la violencia de ETA hay que hablar del conflicto como tal en su conjunto".

"La historia nos dirá y pondrá a cada cual es su sitio cuando todo esto acabe. ETA es consecuencia del conflicto político y su violencia también. A partir de ahí, es demasiado pronto como para valorar el desarrollo que cada vertiente de la violencia política en este país", ha considerado. Asimismo, ha destacado que el poder decir a día de hoy que "es pasado la confrontación armada en Euskal Herria, por lo menos de una parte" es positivo.

Por lo que respecta a la declaración de la pasada semana del exmiembro de ETA Garikoitz Aspiazu en París, ha indicado que lo más significativo es "quién lo dice y en nombre de quién lo dice".

"Supone un paso adelante en un proceso como en el que estamos. No hay ningún paso definitivo, pero tiene que haber una multitud de pasos pequeños que nos hagan avanzar y hagan que Euskal Herria entre en un escenario de paz y normalización", ha advertido.

"HISTÓRICOS DE IA"

En referencia a la presencia en Sortu de 'históricos de la izquierda abertzale', ha incidido en que ha existido una "renovación", que se está haciendo de forma "tranquila y sopesada", ya que históricamente ha sido la "estrategia represiva del Estado la que ha decidido hacer renovaciones dentro de la IA".

Asimismo, ha remarcado que la formación no quiere ser un partido convencional, sino otro tipo de formación cuya acción política no esté "únicamente vinculada a las elecciones y a la labor institucional sino también a la dinámica social de la calle". Por ello, ha abogado por buscar entre sus aliados "al movimiento popular y las dinámicas sociales".

"Al margen de ello tenemos un tejido organizativo lo suficientemente rico como para pensar que en el espacio soberanista y de izquierdas estamos muchos como para poder buscar espacios de colaboración. Me refiero al espacio sindical, organizaciones y a nuestros compañeros de viaje: EA, Aralar, Alternatiba y Abertzaleen Batasuna", ha añadido.

Además, ha expresado que una de las prioridades de Sortu será la de "oficializar" relaciones con el conjunto de los partidos. En este contexto, ha reconocido la buena disposición del PSE para "normalizar relaciones" con la formación abertzale.

Respecto al PNV, Arraiz ha incidido en que el "sueño de Sortu como tal" no es derrotar a los nacionalistas, ya que "la pugna" en el mundo nacionalista no es tanto "quién lidera sino hacia donde lidera".

"El PNV está intentando que se unan fuerzas, pero para mantener lo que tenemos tal y como está, mientras que desde el sector soberanista buscamos unir fuerzas pero para llegar a otro estadio, al de la soberanía nacional", ha manifestado, para añadir que "tanto el Estado como la situación de crisis sistémica van a favorecer nuestras posiciones".