Sorprenden a un conductor con 25 bellotas de hachís escondidas en el cinturón

Nacional 630. El perro detector halló la sustancia, que arroja un peso de 250 gramos, por lo que los agentes detuvieron al joven, natural de Orense
E.G.

La Guardia Civil detuvo en la madrugada de ayer a un conductor de 32 años que llevaba escondida debajo del cinturón una bolsa con 25 bellotas de hachís, que arrojaban un peso de 250 gramos, según informaron fuentes de la Benemérita.

La detención se produjo en torno a las 3.10 horas de ayer, cuando agentes de la Guardia Civil de Santa Marta estaban efectuando un control a la altura del kilómetro 3,43 de la Nacional 630, en el término municipal de Carbajosa de la Sagrada. En el lugar, los agentes, que estaban acompañados de un perro detector de drogas, dieron el alto a un vehículo Citroën Eclipse para proceder a identificar a su conductor. Sin embargo, el perro alertó a los agentes de la existencia de sustancias estupefacientes, que fueron finalmente encontrandas debajo del cinturón del pantalón del detenido.

Concretamente, el detenido llevaba escondidas un total de 25 bellotas de hachís en una bolsa, arrojando un peso de 250 gramos, por lo que los agentes procedieron a la detención por un delito contra la salud pública del joven de 32 años, cuya identidad responde a las iniciales M. R. T., y natural de Orense.

De nuevo, los agentes vuelven a hallar bellotas de hachís en los controles rutinarios. Así, el pasado 20 de marzo, en la glorieta de la SA-20, en la CL-512, término municipal de Aldeatejada, la Guardia Civil de Salamanca arrestó a un conductor de 43 años, con iniciales J. M. V. G., procedente de San Sebastián, tras encontrar en el respaldo de los asientos traseros nueve pastillas de una sustancia estupefaciente, presuntamente hachís, que arrojó un peso de 900 gramos. También a primeros de marzo, la Benemérita detuvo a dos hombres de 32 años cuando transportaban en un vehículo 99 bellotas de hachís, que arrojaban un peso de un kilo. Los agentes hallaron las sustancias durante un dispositivo montado en el polígono El Montalvo II. En esta ocasión, la droga se encontraba escondida en el panel de la puerta del turismo.

Asimismo, cabe destacar que a finales del mes de febrero, la Guardia Civil sorprendió en la rotonda de Tejares a uno de los viajeros, de 53 años y marroquí, de un autobús de línea regular. El detenido pasó varios días ingresado en el Hospital Clínico hasta conseguir que expulsara las bellotas que había ingerido, 128 en total.